CARDIOLOGÍA PARA TODOS

17 de mayo, Día Mundial de la Hipertensión Arterial

Ernesto Díaz Álvarez

 La hipertensión arterial es la en­fermedad más frecuente en el mundo de hoy. En nuestro país, y en varias encuestas realiza­das, se presentan pequeñas di­ferencias en valores, pero todas la colocan por encima de 30% en adultos mayores de 18 años, y según avanzamos en edad ma­yor es su prevalencia, sobrepasando el 70% en personas mayores de 75 años.

Según la Liga Mundial de Hiperten­sión, en el mundo existen más de 1.5 bi­llones de personas que padecen de dicha enfermedad. En las Américas, la Organi­zación Mundial de la Salud plantea que hay 250 millones de hipertensos.

Se estima una mortalidad mundial por dicha patología de un 13%, mientras que en nuestra Institución, Asociación Insti­tuto Dominicano de Cardiología, el 45% de los fallecimientos presentaron como enfermedad de base la hipertensión ar­terial.

¿Qué es la presión arterial? Es la fuerza de la sangre moviéndose contra las paredes de las arterias. Se conocen co­mo la presión sistólica o mayor la que se sucede cuando el corazón contrae o late y la presión diastólica o menor que ocu­rre cuando el corazón está en reposo, am­bas medidas se expresan en milímetro de mercurio (mmHg).

Aprenda a interpretar los valores de su presión arterial:

Normal < 120 sistólica / < 80 mmHg diastólica.

Elevada 120-139 sistólica / 80-89 dias­tólica mmHg,

(La cual es conocida como pre-hiper­tensión o normal alta).

Alta 140 ó más la sistólica / 90 ó más mmHg la diastólica.

(Es la real hipertensión arterial)

Debemos tener en cuenta que con el paso de los años la presión arterial elevada y alta puede dañar el corazón, los vasos sanguí­neos y los riñones; así como provocar de­rrame cerebral, ataque al corazón e insufi­ciencia renal crónica.

Para controlar o reducir la presión ar­terial le recomendamos

•Sea activo, haga ejercicio regularmente.

• Aliméntese lo más saludable posible, (recuerde la moderación).

• Evite el consumo excesivo de sal (no más de 6grs. por día).

•Baje de peso (con solo bajar 10 libras notara la diferencia).

•No fume.

Controle el consumo abusivo de alcohol.

•Maneje el estrés y duerma bien.

•Tome su medicamento todos los días.

•Periódicamente mida su presión arterial.

•Nunca olvide su cita con el cardiólogo.

Asesor Instituto Dominicano de Cardiología.