Listin Diario Logo
22 de septiembre 2021, actualizado a las 09:38 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 15 de mayo de 2021

CONTANDO LOS HECHOS

Es necesario un Golpe de Timón

  • Es necesario un Golpe de Timón
Ellis Pérez
@EllisPerezSr

 El golpe de timón es un término gene­ralmente utilizado para describir la si­tuación en que una nave generalmen­te acuática, debe dar un giro brusco para evitar una colisión con otra na­ve o el choque con algún objeto en el mar. Es una medida de prevención de catástrofe o tragedia. Cuando nuestro Presidente Luis Abinader, durante su campaña electoral, advirtió que nuestros policías de­bían recibir un salario no menor de 500 dólares al mes, para poder cubrir sus gastos básicos, puso el dedo so­bre la llaga. Ya les hizo un primer aumento, con la pro­mesa de cumplir su oferta en el curso del próximo año.El problema está en que no solo es nuestra Policía Na­cional, los demás cuerpos armados sufren de la misma situación. Esa misma insuficiencia en los salarios de los militares se muestra más evidente en la medida en que suben los rangos. Un coronel es un oficial superior que alcanza ese rango, normalmente, después de varias décadas de servicio. A él le resulta imposible acompa­ñar su rango con las necesidades básicas que se supo­ne deba mostrar al llegar a ese nivel de mando, pero, a éste le resulta imposible comprar un vehículo y tener una residencia, ya sea alquilada o comprada, que lo re­presente dignamente, junto a su familia. Los alrededor de 30 mil pesos que recibe, tal vez algo menos después de los descuentos, no le puede resolver ese problema.Pongámonos ahora en una situación de un General de Brigada o un Mayor General, que recibe un suel­do escasamente superior a los 40 mil pesos, y que con los descuentos, tal vez no llegue ni siquiera a los 40. Las circunstancias de sus requerimientos, obliga­rán a estos militares; quiérase que no, a buscar lo que Joaquín Balaguer llamó; “La Ración del Boa”. Se hace necesario, planificar un golpe de timón que re­duzca la cantidad de altos oficiales y que los sala­rios de éstos se ajusten a sus necesidades básicas y se elimine, en lo posible, la necesidad de “buscársela”.Sabemos que esto no será fácil de lograr, pero, como el Presidente Luis Abinader, ha prometido un cambio sustancial y por lo que se ve lo quiere cumplir, se hace necesario desarrollar un plan de trabajo que con plani­ficación, determinación y voluntad, él pueda llevarlo a cabo. ¡Que así sea!


Más en Puntos de vista