Listin Diario Logo
12 de junio 2021, actualizado a las 12:03 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 10 de mayo de 2021

ORLANDO DICE...

Pendiente, en turno

  • Pendiente, en turno
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

La impresión es que los senado­res (el tema salió de la Cámara de Diputados) pre­fieren mantener en el limbo el Defensor del Pueblo que no nombrar a un indepen­diente.

El problema no sería tanto el independiente como dejar sin efecto los tratos que se supo­nen por debajo de la mesa.

Escoger entre tres es lo más fácil del mundo, y esos tres están en el tapete desde que empezó el escrutinio, de manera que el impedimento no es de tiempo.

Aunque no se sorprenda nadie, si cuando menos se espere, deciden el asunto, pues no sería la primera vez, ni la última.

Lo interesante del caso es que viene en camino otro de esos trances de seleccionar presidente y miembros de organismo.

Una de las llamadas Altas Cortes: el Tribunal Superior Electoral, encargado de to­do lo contencioso, aunque necesitado ahora mismo de árbitro.

Como dirían en la ca­lle: se están matando. Y es interesante la contienda pues se da entre titulares y suplentes.

O más bien un suplen­te que al decir de sus com­pañeros de pleno sacó las uñas una vez llegó al cargo, y ahora huelen donde antes guisaban.

El período debió haberse cumplido esta semana, pe­ro el cálculo oficial es que se­rá en julio. Los incumbentes tienen, por tanto, dos o tres meses para descalificarse.

Como quiera, y cuando sea, todos se irán, pues cambio es cambio, y los méritos se pier­den cuando se rebaja la digni­dad del órgano. Si lo que resta es poco ¿por qué no se habla del TSE, o se empiezan a bara­jar perfiles, o a sonar nombres de aspirantes?

Tampoco se vislumbra una convocatoria del Conse­jo Nacional de la Magistratu­ra, y ni siquiera la sociedad civil tan golosa inicia posicio­namiento.

Apremio no hay, y es ra­ro, pues ni las ocasionales denuncias en un país políti­co que vive entre conspira­ciones, y si se nada o bucea, siempre en aguas turbias pa­ra que no se vea el fondo.

Aunque sí descartado cualquier interés de los ac­tuales mandatarios o del partido en el poder. Excluirse es su mayor virtud.