Listin Diario Logo
12 de junio 2021, actualizado a las 01:41 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 07 de mayo de 2021

ORLANDO DICE...

Sustos adelantados

  • Sustos adelantados
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

El gobierno, así como tiene dis­ponible PCR, también un me­dicamento para los sustos adelantados, pues la sobrevivencia del ser hu­mano debe garantizarse por muchos medios.

Se sabía que la persecu­ción contra la corrupción era promesa de campaña, y que en el paquete se incluía justicia independiente.

Por lo menos a nivel de ministerio público.

Lo que no se sabía ni se esperaba era que ese minis­terio público independiente fuera tan acucioso, exhaus­tivo y masivo.

Lo informado por la Pro­curadora replantea la situa­ción prevista y el panorama que recrea recuerda la adver­tencia de la madre superiora: “Sor, dijo que a todas ”.

En el PLD se pensaba y se calculaba que como en el poema, se llevarían a fu­lano, zutano, mengano, de manera que quedaría sin brazos, pero le dejarían las piernas para seguir en ruta.

La declaración de esta se­mana dio grima a todo el par­tido, pero también más allá del partido, pues no solo se habló de más de 400 casos de funcionarios salientes, sino la revisión de expedientes pro­bablemente prescritos.

Nada prescribe en ocho años, y lo que se suponía era fresco, iría caminando a la Procuraduría. Pasarela de ropa interior Victoria Secret en Santo Domingo.

La prescripción del deli­to es un asunto muy compli­cado, y posiblemente no sea única la noción para fisca­les, jueces y abogados.

En cada circunstancia se hace diferente la tarea, pues en el plazo influye – en oca­siones – los acuerdos firma­dos por el país.

O la vigencia, ya que, en muchas oportunidades, el gobierno suscribe, pero las cámaras no aprueban.

La corrupción es una ma­teria compleja, y de trata­miento aparte, por lo que habría que determinar o considerar los alcances de la norma interna o los com­promisos con organismos internacionales.

A lo que voy.

Quienes se creían a salvo y dormían a patas sueltas, muy quitados de bulla, sin poner en remojo sus bar­bas, aun cuando veían ar­der las del vecino, la revela­ción de Miriam Germán les quitó el sueño.

No sé cómo lo harían, pero si es en base a justicia distributiva, los patos a tirar al agua serán de tiempos distintos.