TESTIGO DEL TIEMPO

Biden inicia revolución política

J.C. Malone

 Nueva York.- Un hombre con poder y sin futuro, como el presidente Joe Biden de 78 años, debe construir su pro­pia mitología y un espacio privilegiado en la historia.

Biden ya no puede ser político, sino esta­dista, no debe preocuparle la reelección, si­no la historia. Por eso apela al secreto afri­cano de la inmortalidad, plantarse en el inconsciente colectivo de quienes le sobre­vivan, impulsando grandes proyectos de obras públicas y desarrollo humano.

Su plan de reactivación económica su­perará los $3 trillones, con los casi $2 ya aprobados, pasará de $5 trillones en sus primeros 100 días. Los demócratas final­mente usarán el poder que el pueblo les dio en las urnas, sin buscar la “aprobación” de los republicanos para impulsar una agenda ver­daderamente progresista.

Aumentándoles impuestos a los ricos, para apoyar a los pobres, el Estado redistri­buirá las riquezas de la nación.

Biden fabrica su sitial histórico, como un auténtico revolucionario.