Listin Diario Logo
02 de agosto 2021, actualizado a las 04:55 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 10 de marzo de 2021

OYE PAÍS

Oposición y gobierno

  • Oposición y gobierno
Ruddy L. González

El mayor aliado de un Presidente, es una oposición fuerte. El con­cepto de Churchill ha sido repeti­do por políticos y politólogos a lo largo de los años, elaborando del mismo, varias tesis. Una de ellas es que una oposición fuerte ayuda a un Gobernante a no tener que ‘ceder’ a las apetencias de sus acólitos más cercanos, bajo la advertencia de que están siendo supervigilados por los opositores.

El gobierno de Luis Abinader se desarrolla en una de las coyunturas más difíciles de la his­toria post dictadura, por una pandemia que ha arrodillado al país y al mundo, de la que se de­riva una crisis económica multinacional y una desarticulación social que traza un antes y un después en las relaciones intersectoriales y has­ta familiares.

Abinader ha navegado en los primeros seis meses en un mar político en calma, sin una opo­sición política fuerte, organizada, cohesionada de cara al poder que acumula el Gobierno y su partido. La Fuerza del Pueblo trata de construir un partido con el propósito de llevar a Leonel Fernández como candidato del 2024, mientras el PLD busca reestructurarse para jugar su pa­pel de líder de la oposición.

Ante uno y otro, Abinader y los verdadera­mente políticos en el PRM, deberían asumir la importancia de la oposición y no tratar de repe­tir lo que se le atribuye al PLD con las divisiones y reducción que acusó el PRD y el PRSC, porque en el rejuego político partidista, una oposición fuerte constituye lo que denomina el contrape­so del poder, imprescindible para hacer un buen Gobierno.