Listin Diario Logo
08 de abril 2021, actualizado a las 01:49 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 02 de marzo de 2021

El bulevar de la vida

El gobierno y JFK (Parafraseando a John)

  • El gobierno y JFK (Parafraseando a John)
Pablo McKinney

Es una de las frases emblemáticas del presidente John F. Kennedy, pronunciada en el discurso inaugural de su presidencia el 20 de enero de 1961: “Compatriotas, no pregunten qué puede hacer su país por ustedes, pregunten qué pueden hacer ustedes por su país”.

Precisamente, en plan JFK debería andar más de un funcionario público que aún no termina de coger las señas que envía el manager del equipo, o sea, el Presidente.

La cercanía del séptimo mes de gobierno hace cada vez más insoportables los egos insanos de vocación habanero porteña, los errores por inexperiencia o por efectos del Síndrome Leonel Fernández (SLF) que surgió en la política dominicana el día de 1996 en que un joven de 41 años, candidato a la presidencia de la República por el PLD, alcanzó la jefatura del Estado de la mano del Dr. Balaguer, a partir de la aplicación política de un verso de Sor Joaquín Cardenal Sabina: “Caminito al hostal nos besamos en cada farola/, era un pueblo con mar/, yo quería dormir contigo/... y tú no querías dormir sola”. Parecía tan lógico: El PLD no quería perder, y Balaguer -por lavar su imagen ante la historia- no podía permitir que el Dr. Peña Gómez ganara. Lo demás fue amor a primera vista.

Todo esto se agrava porque del SLF, los funcionarios del actual gobierno pueden comenzar a padecer otro síndrome peor que -a partir del concepto griego de hibris-, el médico británico David Owen identificó como Síndrome de Hubris, que es una característica de la personalidad que hace que los que ejercen el poder comiencen a sentirse imprescindibles, excesivamente confiados, y a creerse capaces de hacer grandes cosas por ilógicas e irracionales que parezcan, por ejemplo, ser candidatos presidenciales sin méritos para pretender serlo, y en el momento en que el país tiene una Constitución que permite la reelección presidencial y ordena “el nunca más”.

Ahora que arde el París de todas las economías y la mala salud, es el tiempo de que el gabinete en pleno se decida a parafrasear al gran John que también era berlinés: No pregunten qué puede hacer su gobierno y su presidente por ustedes, pregunten qué pueden hacer ustedes para que su gobierno marche cada vez mejor en esto tiempos donde hasta la crisis está en crisis y es inevitable la firma de un Pacto Fiscal.