Listin Diario Logo
20 de abril 2021, actualizado a las 12:14 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista domingo, 28 de febrero de 2021

MIRANDO POR EL RETROVISOR

Perdonar es un asunto de actitud

  • Perdonar es un asunto de actitud
Juan Salazar
juan.salazar@listindiario.com

Luego de años de una intensa rivalidad y de unas diferencias que parecían irreconciliables,  las cantantes urbanas La Insuperable y La Materialista decidieron dejar atrás los resentimientos provocados por sus enfrentamientos  y grabar juntas un tema musical.

La decisión sorprendió a sus fanáticos, e incluso a quienes no lo son, por el grado de enemistad que generó esa rivalidad artística, con “las tiraderas” que suelen caracterizar a los artistas de ese género.

Pienso que una de las decisiones más difíciles para el ser humano es perdonar agravios, porque la naturaleza humana es tradicionalmente vengativa. De ahí que sean tan frecuente escuchar frases como: “Yo perdono pero no olvido”, “Cuando la herida sane, está muy reciente”, “Es que lo que hizo es imperdonable”, “No daré mi brazo a torcer, que lo haga ella”.

Es tan difícil perdonar que conozco a personas que han dejado morir a otras sin concederles su indulgencia, incluso familiares muy cercanos. Hijos con sus padres y viceversa, entre hermanos, amigos con quienes la relación antes fue entrañable y compañeros de trabajo con los que estamos obligados a despachar en nuestro día a día laboral.

Se nos hace imposible perdonar a menos que la otra persona tome la iniciativa de pedir excusas por la falta cometida, porque siempre pensamos que el otro ha sido el único culpable del distanciamiento, aunque se trate de una responsabilidad compartida.

Si eres de quienes perdonan pero no olvidas, perfecto, pues es una forma de prevenir futuros agravios. Pero si decidiste perdonar, no hay la necesidad de volverse histórico y sacar a relucir la falta constantemente.

Perdonar o pedir perdón no es tampoco un signo de debilidad, otro argumento para no tomar la decisión de dar el primer paso, todo lo contrario, es la mejor demostración de grandeza que puede mostrar un ser humano.

Y no se trata de aguantar heridas y abusos de manera reiterada, como ocurre en algunas relaciones de parejas. Toda persona tiene el derecho a alejarse de quienes en un momento se conviertan en perjudiciales para su vida, pero siempre podemos marcar distancia sin seguir atados a rencores y amarguras.   

En múltiples ocasiones yo mismo he vivido con la falta de perdón por cosas que con el paso del tiempo pude comprobar cuan insignificantes eran para llevarlas en mi corazón por un tiempo tan prolongado.

Y comprobado está que, cuando practicamos el perdón, somos los más beneficiados física y emocionalmente, ya que eliminamos un sentimiento tan dañino como el odio contra alguien que entendemos nos hizo daño, traicionó nuestra confianza o no cumplió nuestras expectativas.

Cuando asumimos el perdón como un estilo de vida, logramos que los demás no controlen nuestras acciones y emociones.

Si asumimos la actitud de perdonar o pedir perdón escogemos liberarnos del enojo y de la amargura que atentan contra nuestra paz espiritual.

No queda más que felicitar a las cantantes urbanas que decidieron dar el paso de perdonarse, lo que ha sido elogiado por amplios sectores de la sociedad, además de que la canción que grabaron y el videoclip para sustentarla ya tienen miles de vistas en YouTube.

Cuando termine de leer este artículo, piense si tiene alguna persona con quien necesita ponerle fin a la falta de perdón en su vida.

Búsquela sin dilación, libérese de iras, enojos, rencores, amarguras  y resentimientos. Es cuestión de asumir una actitud que se traducirá en bienestar y felicidad.