Listin Diario Logo
19 de abril 2021, actualizado a las 11:59 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 26 de febrero de 2021

DAR EL EJEMPLO

Intentémoslo

  • Intentémoslo
Soraya Castillo
sorayacastillo13@hotmail.com

No hace falta mucha inspiración, ni recurrir a las tan conocidas, manoseadas y al mismo tiempo hasta menospreciadas e irrespetadas frases duartianas, sino poner el oído en el corazón de la gente y los pies firmes en nuestra tierra. Mirar y profundizar en todo lo que nos atrasa o no nos permite avanzar hacia la plenitud del progreso.

Estamos conminados a sacudirnos de la apatía como ciudadanos, porque al final de cuentas aspiramos todos a vivir en paz. Pero tenemos el deber de contribuir a la creación de una patria con instituciones cada vez más sólidas y en armonía con las necesidades de la gente.

Siempre he pregonado que hace falta exhibir un mayor nivel de voluntad y franqueza para ir del dicho al hecho, sobre todo aquellos que juegan el rol de tomadores de decisiones. Nuestros políticos acostumbran a gritar a los cuatro vientos cada acción, acompañada de cifras adornadas con números fríos que no necesariamente conectan con la realidad cruda que aluden.

El extinto presidente Joaquín Balaguer decía que “lo que importa no es la obra ya hecha, sino la que falta por hacer”. Pienso que no podemos perder más tiempo para actuar de una vez, y dejar de repartir pobreza, frustraciones y falsas esperanzas revestidas de repetidas e irritantes promesas.

Mis planteamientos vienen dados porque en estos días celebramos dos fechas que son propicias para repensar nuestro futuro: el aniversario 177 de nuestra Independencia Nacional, este sábado 27, y el Día Mundial de la Justicia Social, el pasado día 20 de este mismo mes.

Ambas fechas son propicias para hacer un llamado de atención, y recordar que nuestra sociedad es cada vez más desigual, por lo que se imponen políticas públicas pensadas para revertir esa situación.

Y es que la justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera dentro de los países. Por eso, es menester, además, crear conciencia para hacer justicia, amar al prójimo y caminar con humildad y claridad al lado de los oprimidos.

No es de nuestro interés señalar como culpable a un gobierno en particular, porque la inequidad y la exclusión es un mal que parece estar en el ADN del modelo político, social y económico prevaleciente. Nos queda aún un larguísimo trecho que recorrer

Hay una gran necesidad y deseo de que alguna vez los intereses nacionales prevalezcan sobre el egoísmo o deseos personales. Las autoridades no deben olvidar nunca que “la victoria no da sólo derechos sino obligaciones” y conlleva sacrificios, sensatez, transparencia y honestidad administrativa.

Tenemos, sin embargo, sobrados motivos para sentirnos orgullosos y alzar “nuestro canto con viva emoción” en esta fecha de celebración de nuestra Independencia.

Recurramos a Dios y busquémoslo donde siempre podremos encontrarlo con los brazos abiertos: “en el cielo flotante de nuestra bandera dominicana”. Hagamóslo con voluntad y devoción, con más esperanza que nunca y con la fe triplicada en el Altísimo, en la Patria y en una sociedad más humana y gloriosa. Intentemos ser mejores dominicanos.