Listin Diario Logo
28 de febrero 2021, actualizado a las 06:41 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 23 de febrero de 2021

POLÍTICA Y CULTURA

Trujillo y Hitler, alas de un mismo pájaro

  • Trujillo y Hitler, alas de un mismo pájaro
Tony Raful
tonyraful5@yahoo.com

Los áulicos del trujillismo pretenden presentar la figura histórica de Rafael Trujillo Molina, como un encrespado y rabioso “dominicanista”, defensor de los valores de la democracia occidental. Y para ello resaltan el papel desempeñado durante la Segunda Guerra Mundial, en la cual, Trujillo, le declaró la guerra a Hitler, digamos que la República Dominicana rompió sus relaciones con Alemania, declarándose a favor de los “Aliados”. En ese entonces muchos dominicanos inventaron un chiste que recorrió cafeterías y hogares, en el cual supuestamente, cuando le informaron a Hitler la decisión de Trujillo, mandó a buscar un mapa del Caribe, y preguntó, qué dónde quedaba nuestro país, entonces lo tapó con un dedo, subestimando ese tardío rompimiento de relaciones e interpretando como ridícula esa declaración. Lo cierto es, que hay un testimonio de indudable fuente histórica que revela los auténticos sentimientos de Trujillo con respeto a la Alemania Nazi. Ese alegato lo ofrece el señor César Herrera al Embajador, historiador y comunicador social, Víctor Grimaldi, que éste recoge en su obra “Sangre en el barrio del Jefe”.

Don Cesar Herrera, ocupó importantes cargos públicos, entre ellos: gobernador de la provincia de Azua, director general del Archivo General de la Nación, cónsul en Sevilla, director del periódico “El Caribe”, director de la Oficina de Desarrollo de la Comunidad, director de la Dirección General de Prensa del Poder Ejecutivo y director de la Biblioteca Nacional. Como investigador examinó los fondos documentales de Santo Domingo en el Archivo General de Indias de Sevilla. Grimaldi lo cuestionó sobre la Guerra Mundial que se inició en Europa en 1939. Don Cesar le respondió, “Trujillo era simpatizante de Adolfo Hitler por su naturaleza íntima, y el carácter del gobierno hitleriano y el de Trujillo eran más afines que los otros. Un día, Trujillo, estando yo presente en su casa de Fundación también se encontraban don Cucho Álvarez, Paíno Pichardo, Manuel De Moya y Arsenio Velásquez, y era en plena guerra, Trujillo dijo: Si Hitler gana la guerra como yo espero, como yo deseo, Haití dejará de existir… ”

El patriotismo de Trujillo fue siempre falso, impropio. Durante la intervención norteamericana de 1916-24 a nuestro país, sirvió a las tropas interventoras y se alistó en la “guardia nacional” para perseguir y matar a los patriotas, quienes en la región Este del país con fusiles y patriotismo, reclamaron la salida de las tropas de ocupación.

En Haití coadyuvó con diversos mandatarios haitianos en planes conjuntos e hizo tratativas diversas con presidentes haitianos, así como pactos con facciones haitianas en la lucha por el poder político. Pienso que su idea de que Haití desaparecería si Hitler ganaba, respondía no a un acrisolado sentido patriótico frente a la amenaza que representa Haití con sus invasiones a nuestro país, sino a un posible pacto entre Hitler y él, para repartirse el dominio absoluto de la isla entera, al servicio de la demencia patológica del Fuhrer y los remedos ridículos de Trujillo. Lejos de preservar nuestra independencia frente al vecino que nos asedia, Trujillo añoraba toda la extensión de la isla para su frente faraónica.


Más en Puntos de vista