PANCARTA

Marcha Verde 2021

Raúl Pérez Peña (BACHO)

 Marcha Verde navega aires 2021 con un año pendiente de inte­rrogantes, abiertas y cerradas.

El PRM remolca ayunta­mientos con un primer año sin rendir cuentas. El calendario avanza y todavía “no arranca”. Su imagen es polémica, dicen crí­ticos.

Marcha Verde celebró su cumpleaños con nue­vas ideas a probar como la red nacional contra es­cándalos de corrupción, dejados intactos por mu­chos “fiscales de carrera”, ya vitalicios.

Igual actúan “diplomáticos de carrera, ocio­sos perpetuos”, cobrando en dólares desde su ca­sa RD.

Pese a fallecer algunos compañeros víctimas del Covid, Marcha Verde soportó el año pandémi­co manteniendo la perspectiva. Esto augura creci­miento ante un gobierno que paga plagas de boci­nas de carrera, llamados comunicadores.

Los meses entrantes vienen peores que los sa­lientes, mientras gobernantes salientes disfrutan recursos públicos ilícitos, aunque la justicia sea in­dependiente.

¿Más preguntas en este 2021? La sumisión al imperio. ¿Suma o indigna? El Palacio tiene la pa­labra.