Listin Diario Logo
28 de febrero 2021, actualizado a las 12:07 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 22 de enero de 2021

EL CORRER DE LOS DÍAS

Sven Loven y “la cultura taína”

Marcio Veloz Maggiolo
mvelozm@yahoo.com

Y II

Las escuelas ar­queológicas norteamerica­nas, de las que la Universidad de Yale, con el profesor Ir­ving J, Rouse a la cabeza iniciaran la clasificación de objetos con acuerdo a las formas de alfarería y deco­raciones, acertando al de­terminar que hubo culturas agrícolas diferentes como por igual culturas anterio­res recolectoras, las cuales podían seguirse al formar series que sus artefactos destacaban el trayecto de las mismas.

Vale decir que, desde casi comienzos del siglo XX, es­te afán de conocer las cul­turas precolombinas anti­llanas fue fundamentado por estudios programáticos de Smithsonan Institution, de la Academia de Ciencias de New York y otros centros dedicados a los programas de conocimientos académi­cos de la idea imperialista norteamericana de consoli­dar el estudio total del Cari­be tanto insular como terri­torial, considerados como su área de dominio.

Como resumen arqueo­gráfico en esta parte del trabajo de investigación ar­queológica temprana aflo­ran dos líneas de ocupa­ción: 1- La de los grupos recolectores, más antiguos representados por uten­silios de concha, hueso, madera y fósiles, caracte­rizados por su dieta funda­mentalmente recolectiva, y sus sitios de explotación serian la línea fundamen­tal que indicaría su mode­lo o modo de vida. Y 2- La de los grupos agricultores, tempranos, con cultivo in­cipiente, aun utilizando cierta recolección, y de­sarrollando los cultivos de tubérculos como yuca, mandioca dulce y amar­ga, liren, batata, yautía, y frutales diversos traídos de sus lugares de origen, des­de el momento mismo de su transito por el arco an­tillano, primero de un mo­do experimental y luego de modo definitivo en relación con desarrollo tribal ligado a los grupos llegados, des­de el siglo III antes de Cris­to desde las costas venezo­lanos- Vale señalar que los primeros grupos pre—agrí­colas comenzaron a llegar desde el 4000 y el 5000 an­tes de Cristo desde puntos como el área de la actual Belice, y desde la desembo­cadura del Orinoco sirvien­do de puente a sociedades tardías como los llamados galinas o caribes, que fue­ron los grupos tribales mas tardíos, como serían los ci­guayos y macurijes de la parte de la costa nororien­tal y noroccidental, cono­cidos como hablantes de dialectos diferentes del lla­mado “taíno”.

Vale señalar que no exis­ten datos definitivos de un tránsito que no sea la cos­ta norte de Centroaméri­ca, poco documentado y la costa sureste de Sudaméri­ca (Venezuela y Guayana), mejor documentado.

3- En cuanto a la dieta, hay una profunda diferen­cia, si diferenciamos los ali­mentos de ambos grupos. Debido a la mayoría de los recolectores usando “co­mo almacén” el litoral, los manglares, y la cacería ma­rina, sus instrumentos tie­nen relación con el trabajo marino: puntas de proyec­til, azuelas, fuego, y arte­factos mas ligados al mar como canoas y remos recu­perados, morteros de pie­dra para moler semillas y afines.

4 En el caso de los agri­cultores, la mayoría de ellos de lengua ARAHUA­CA O ARAWAC, debido al dominio medioambiental que caracteriza su migra­ción, la dieta tiene un no­vedad importante porque entre ellos el manejo de la agricultura permite el uso extensivo o concentrado del terreno, y la producen volitiva, variada y prolon­gable que no conoce el re­colector, cuya vida era nó­mada y semi nómada.


Más en Puntos de vista