COLABORACIÓN

La trágica muerte del presidente Ramón Cáceres

MARIO E. CÁCERES R.

II

Hago notar aquí coincidencias en días corridos de fechas de muertes en la familia Cáceres por útiles, valientes y honorables participaciones en la política: 17 de Septiembre, Meme Cáceres, 18 de noviembre 1961 y en la noche, Tunti Cáceres Michel, por su participación en la muerte del Tirano Trujillo y 19 de noviembre, el presidente Cáceres.

Con la trágica muerte del presidente Cáceres el país entró en una etapa de desestabilización, irrespeto por la falta de plena autoridad, desasosiego y pérdida de todo lo logrado en el periodo de Cáceres.

“El grupo de hombres que asesino al presidente Cáceres, aquel fatídico 19 de noviembre del 1911, lanzaron al país, el día de esa tragedia, a una caída moral vertiginosa que todavía no ha terminado. Los avances materiales que hayan podido obtenerse en ese largo tiempo, no han logrado evitar el vacío de ese descenso moral.” Cita de Ramón Cáceres Troncoso en la cuarta edición libro de la biografía de Ramón Cáceres de la autoría de Pedro Troncoso Sánchez, que a propósito está en proceso una nueva edición de esa importante biografía para uso del Museo Presidente Ramón Cáceres en Estancia Nueva, Moca e interesados lectores de nuestra historia y que lamentablemente el sexto nieto del Presidente Cáceres y citado por estas expresiones falleciera recientemente el 4 junio y cumpliría 90 años el próximo 26 de diciembre y quien tuvo el privilegio también de ser nieto de dos presidentes, Ramón Cáceres y Manuel de Jesús Troncoso de la Concha Eladio Victoria asumió la presidencia y al año sucumbió monseñor Adolfo Nouel lo remplazó y a los seis meses abandona el cargo por no poder controlar el país y es sustituido por José Bordas Valdez, militar y quien tampoco pudo lograrlo. Ramón Báez Machado, hijo de Buenaventura, asume el mandato y por lo menos conduce al país a la celebración de elecciones que las gana Juan Isidro Jiménez Pereyra en 1914, encargándose Desiderio Arias, Ministro de Guerra complotar contra este y provocar su caída y a la vez la intervención norteamericana, asumiendo el mandato Francisco Henríquez y Carvajal pero ya bajo la absoluta dirección de esta intervención.

En la tercera parte de estos comentarios expondré la opinión de algunos autores plenos conocedores de nuestra historia, lo que constituyo para el país el exitoso gobierno de Ramón Cáceres.