Listin Diario Logo
24 de enero 2021, actualizado a las 12:01 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 24 de noviembre de 2020

POLÍTICA Y CULTURA

¡Las Mirabal cayeron para volverse eternas!

  • ¡Las Mirabal cayeron para volverse eternas!
Tony Raful
tonyraful5@yahoo.com

 Las Mirabal caye­ron de cara a las estrellas/Ayudad­me a subirlas al pedestal de pie­dra/donde grava la histo­ria los nombres de sus már­tires/Ayudadme a decir qué cosa grande hicieron/Estas mujeres- cíclopes, estas mu­jeres-ángeles…/ Allí don­de más alto fue el grito de combate y más enhiesto el puño frente a las bayone­tas…/La tierra abrió los bra­zos para ceñir sus cuerpos/Las Mirabal cayeron taladas como árboles…/Las manos del verdugo deshojaron los nardos/cortaron como ta­llos las lenguas silenciadas/ estrellas besaron su carne por vez última…/Las Mi­rabal cayeron para alzarse en estatuas/Y sus bocas, sin lenguas, han de seguir ha­blando/ Y sus tres corazones palpitando en la piedra/Pe­rennemente vivas en el al­ma del pueblo/ Las Mirabal cayeron para volverse eter­nas.”

Los versos de nuestra gran Carmen Natalia, plasman poéticamente el sacrificio y el dolor de aquella empresa ho­micida, ordenada por el más sanguinario de los tiranos de América. No se movía una hoja en el país de 1960, sin la autorización y el mandato de Trujillo. Virtualmente aco­rralado por las sanciones di­plomáticas y comerciales im­puestas por la Organización de Estados Americanos a su dictadura, el tirano vandá­lico y perverso, ordenó a sus agentes represivos, el ase­sinato de las tres hermanas Mirabal. Ellas simbolizaron la resistencia a su régimen de oprobio, participando en la creación del Movimiento Clandestino 14 de junio, en homenaje a los héroes y már­tires de Constanza, Maimón y Estero Hondo, aquel pu­ñado de patriotas que abo­naron con su sangre el cami­no de la libertad conculcada. Murieron como combatien­tes de la libertad. Murieron defendiendo el porvenir de una sociedad oprimida en su combate contra el terror y los crímenes de la pandilla truji­llista.

No murieron abstracta­mente, murieron suscribien­do el manifiesto del 10 de enero de 1960 en Mao, don­de el gran Manolo Tavárez Justo, lideró la creación del Movimiento Clandestino 14 de Junio, con un programa social, económico y político de gran alcance para trans­formar la atrasada sociedad y abrir las compuertas de la libertad para el pueblo opri­mido. Murieron al pie del ca­ñón, visitando a sus compa­ñeros detenidos y torturados, identificándose con ellos, corriendo su misma suer­te, levantando sus mismas banderas democráticas de li­beración nacional. Las Na­ciones Unidas las identifican como símbolos universales de la lucha contra la agresión de género. El 17 de diciem­bre de 1999, la Asamblea Ge­neral de la ONU declaró el 25 de noviembre como Día Internacional de la Elimina­ción de la Violencia contra la Mujer, en homenaje a las Mi­rabal. Como mujeres sufrie­ron el desprecio predominan­te de la cultura tradicional alienante del varón abusador y opresor. Pero el motivo cen­tral, la razón ideológica y pa­triótica, el sentido magno de su sacrificio, está adherido a las proclamas de lucha con­tra un orden injusto, dolo­roso y feroz que aplastaba a hombres y mujeres simultá­neamente. Liberándose de Trujillo se creaban las condi­ciones para la liberación de la mujer abusada. Un nue­vo 25 de noviembre levanta­mos su recuerdo flameando en su bandera verde y negra, la imagen viva del decoro y el sacrificio.