Listin Diario Logo
26 de febrero 2021, actualizado a las 08:01 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 02 de noviembre de 2020

Otro toque de queda

  • Otro  toque de queda
Orlando Gil

La semana podría ser desvelo, de nadie dormirse y menos en laureles, incluso de consagración política, pues los hechos dirán más que las palabras. 

De sesenta aspirantes a la Junta Central Electoral que se habrían preseleccionados la semana pasada, hoy lunes serían escogidos treinta que a su vez conformarán diez ternas que serán sometidas al pleno del Senado el miércoles para elegir los nuevos miembros. 

Diez en total: cinco titulares y cinco suplentes. 

Así visto es tan simple como un dibujo de niños de kínder con lápices de colores y papel de cuaderno. Picasso, que fue genio, pensaba que lo más difícil era pintar como lo hacen los chiquillos. 

Parecería la obra de la comisión de senadores y responsabilidad del pleno que finalmente decidirá los nuevos encargados del organismo. Incluso más.

Del mismo modo que habrían nombrado a independientes, también ellos se habrían despachado con cuchara grande y propia y sin que los liderazgos metieran la suya en el plato. La democracia funcionando de manera admirable y las instituciones respondiendo con una entereza que asombraría a los que la concibieron y promovieron como ideal. 

Solo que a mitad de camino las leyendas urbanas aparecen y obligan a reconsiderar el azul del cielo y negar que sea verdad tanta belleza. 

Se hace cuesta arriba que los comisionados hayan determinado que fueran este, y aquel, y el otro, y el de más allá, sin consultar a los líderes o a los partidos.

Siempre se aparece José José en la esquina con su conocido Lo dudo, y si se le preguntara por qué, diría Por Nada. 

La comisión iría por su lado, pero habría más de un frente y con iguales colores como el famoso cubo de Rubik que se hacía difícil armar. 

Desde hace semanas se vienen murmurando nombres que no dicen mucho, pero sí sus apellidos, con quienes se había hablado o existe compromiso y que no podrían quedarse en el aire.

De Santiago vendría el galgo, o como titular o como suplente, y cuidado si ambas penas a la vez.