Listin Diario Logo
30 de noviembre 2020, actualizado a las 02:12 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 31 de octubre de 2020

CARDIOLOGÍA PARA TODOS

Covid-19 y enfermedades cardiovasculares

Ernesto Díaz Álvarez

 Durante las etapas iniciales de la pandemia por Covid-19 se creía que este coronavirus cau­saba síntomas predominan­temente respiratorio; sin em­bargo, a medidas que el número de pacientes aumentó, se observó que la enfermedad cardio­vascular tenían un papel fundamental en el de­sarrollo y pronóstico de la infección.

Los factores de riesgo más importantes rela­cionados con la mortalidad son la edad y la pre­sencia de comorbilidades, especialmente de ti­po cardiovascular.

Los pacientes con Covid-19 tienen un au­mento en el riesgo de infarto agudo del miocar­dio, miocarditis, insuficiencia cardiaca, choque, arritmia y muerte súbita, en relación con la res­puesta sistémica al virus.

Un estudio en Alemania mostró que de ca­da 100 personas recuperadas de Covid-19, 78 mostraban alguna forma de miocarditis u otra anomalidad cardiaca. Los pacientes con antece­dentes cardiovasculares conforman el grupo de mayor riesgo de morbilidad y mortalidad; sin embrago, los individuos sanos que cursan con infección grave también pueden tener compro­miso cardiovascular agudo.

Otro trabajo aún inédito encontró que el 15% de los deportistas en edad universita­ria que dieron positivo en una prueba de sars-cov-2, en su mayoría sin haber tenido síntoma, o luego de haber superado síntomas leves, pre­sentaban miocarditis. Un estudio más reciente de la universidad de Pensilvania, habló de un 30% y hasta un 35%.

Dentro de los principales factores de riesgo para mortalidad el más relevante fue tener una edad mayor de 80 años; y presencia de enfer­medad cardiovascular, diabetes, enfermedad pulmonar crónica, hipertensión arterial e histo­rial de cáncer.

Los pacientes de edad avanzada son especial­mente vulnerables a la Covid-19 pues “están in­munodeprimidos debido a su edad lo que, junto a la existencia de una enfermedad crónica car­diaca, hacen que tengan mas riesgo de desarro­llar complicaciones a nivel pulmonar como neu­monía simple o neumonía bilateral y, por tanto, mas riesgo de morir de distrés respiratorio”.

Los pacientes portadores de enfermedad car­diovascular tienen que extremar la adherencia al tratamiento y controlar la ingesta excesiva de líquidos para que no lo retengan y no se deses­tabilicen.

En fin, recomendamos a los pacientes por­tadores de enfermedad cardiovasculares man­tener de forma mas estricta sus cambios en cuanto a su estilo de vida, control del peso, ali­mentación saludable, mínimo consumo de sal, ejercicio físico y nada de fumar, así como cum­plir con su tratamiento regular. “su riesgo de po­der enfermar por el covid-19 es el mismo que el de la población general”.