Listin Diario Logo
01 de diciembre 2020, actualizado a las 01:09 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 30 de octubre de 2020

EL CORRER DE LOS DÍAS

Hasta donde somos causa y efecto

MARCIO VELOZ MAGGIOLO

Hay un mo­mento en el que las ideas se agolpan en nuestro cere­bro, una caja eléctrica que parece funcionar por cuen­ta propia y que al parecer es una respuesta lógica a un principio de la materia, de aquello que es una respues­ta que va más allá del cere­bro y sus enredaderas: causa y efecto para muchos.

Pero esta idea de lo creado señala que toda la existencia universal de la materia y de los que creemos en el espíritu esta englobada en el mismo resultado.

Los átomos y molécu­las, material en el que pare­ce apoyarse todo lo sensible y aun lo no sensible tiene su causa prístina, el movimien­to vibrátil que vive en toda expresión, desde el microbio, el virus y cuanto suponemos una “existencia” no es un in­vento de la mente sino una respuesta de una causa que desemboca en los variados efectos en los que se mani­fiesta en el material pensan­te que en nuestro ritmo de vi­da se localiza como el punto final y a la vez evolutivo del movimiento de todo.

Nataraja baila lo que viene y lo que va, narra en lo mate­rial, usando de una alegría a veces insólita cuando descri­be con la muerte la supues­ta destrucción de la sensible y reconstruya otras vidas con la vibración que la divinidad, impregnada de la vida y el prana, principio de perma­nencia eterna, crea lo inespe­rado.

El pensamiento es una va­riante de esa fuerza, y noso­tros sus conductores. Pero no tenemos más que suposicio­nes de cómo funciona a nivel universal.

Las dudas que vivimos y compartimos caben en el mismo recipiente en el que se mezclan y confunden, mu­chas veces, los efectos con las causas, y son éstas, verda­deramente la concreción de cuanto existe: para el pensa­dor, el destructor, el crédu­lo o el incrédulo que no está aun capacitado para enten­der las razones, causa pri­mordial si se consideraran como tales, de la existencia todavía no explicable para la ciencia, de un universo en extensión “morigerado” por fuerzas en cuyo interior to­davía la voz iniciática del fíat lux permanece dando paso a una fonética expresada en la combinación de la existen­cia material y la espiritual en la que se expresa todo lo que existe, ya sea en su más bur­do nivel, como en su expre­sión mas etérea, la que da paso a la concepción de una eternidad que el pensamien­to no entiende y que por tan­to no presta ni prestará razón o explicación alguna.


Más en Puntos de vista