Listin Diario Logo
30 de octubre 2020, actualizado a las 10:45 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 24 de septiembre de 2020

EN SALUD, ARTE Y SOCIEDAD

Los boletines de salud, hacia la prevención extraordinaria

  • Los boletines de salud, hacia la prevención extraordinaria
Ignacio Nova
ignnova1@yahoo.com

 El Ministerio de Salud Públi­ca informó una significativa mejoría en los indicadores de salud. Des­de el inicio de la gestión del Presidente Abinader y la Vi­cepresidenta Raquel Peña la tasa de mortalidad por Co­vid-19 aparece congelada en 1.7%-1.8%, en tanto los ca­sos diarios cayeron 54.64% respecto al clímax epidémico del 25 de julio, 2020. Junto a esto, la tasa de positividad de las muestras aplicadas des­cendió, del 13 de agosto al 21 de septiembre, 15.82 pun­tos porcentuales (47.79%), al pasar de 33.10% a 17.28%, según informes oficiales.

Del 25 de julio al 21 de septiembre, la situación nacional de salud por Co­vid-19 presenta, además de tal ostensible mejoría, un comportamiento asin­crónico entre incidencia y casos nuevos. Crecie­ron +73.70% y -75.84%, respectivamente, en una oposición equilibrada mediante la cual anulan sus amenazas potencia­les, perdiendo vigor, fa­voreciendo avances en la situación sanitaria. As­pecto importante, dado que, aunque la inciden­cia es sumatoria de casos producidos desde el ini­cio de la pandemia, e in­cluye activos, curados y fallecidos, los casos nue­vos (24 horas) indican la latencia viral, su disper­sión efectiva y el nivel de riesgo de contagiar y afectar a la gente, la eco­nomía, al sistema y a los servicios de salud.

Persiste, penosamente, en las estadísticas mun­diales y locales sobre Co­vid-19, una inexplicable fascinación por los casos acumulados, un dato his­tórico directamente no operable porque integra un gran porcentaje de lo inexistente o superado.

Bajo la óptica de las po­líticas públicas en salud, es insignificante, al no pre­sentar opciones de conce­bir, diseñar o aplicar polí­ticas o acciones públicas a partir de él o sobre el ob­jeto que indica, careciendo de integridad. Refiere, a lo sumo e indirectamente, la gravedad del golpazo y la inmunización alcanzada comunitariamente.

Más relevante nos pare­ce enfocar los casos acti­vos. Aquí sí; desglosándo­los incluso por provincias/barrios. Sobre esta infor­mación hemos insistido. Alertar a la gente, entre­gándole una herramien­ta valiosa para decidir su circulación y medidas pre­ventivas.

La mejora cualitativa de los boletines especiales del Ministerio de Salud Públi­ca es ostensible. Se refor­zarían destacando ese da­to que, además, consigna, acredita y estimula el des­empeño de los profesiona­les y de los servicios de sa­lud.

Importa que la gente ca­libre con exactitud el ries­go que adquiere al despla­zarse y socializar.

Que el 21 de septiem­bre pasado el país conta­ra 24,464 personas con Covid-19 activo significa que en cada manzana cua­drada puede haber, esta­dísticamente, más de un contagiado: por cada 100 habitantes hay 0.23 casos activos.

A mayor escala: por ca­da mil habitantes encon­traremos 2.26 contagiados activos; por cada 10 mil, 22.55; por cada 10 mil, 225.52 y por cada millón, 2,255.

Moverse en zonas y cen­tros densamente poblados o muy visitados (barrios marginados, complejos de apartamentos, condomi­nios, tiendas, supermerca­dos, bancos, centros de di­versión, etc.) expone aún más, por lo aleatorio de las procedencias socio-econó­micas, urbanas y etarias que pueden coincidir en esos lugares. Conocien­do los barrios con más casos activos se reforza­rían ahí las medidas pre­ventivas.

Destacar indicadores colectivamente operables posibilitaría a Salud Públi­ca mejorar una de sus fun­ciones cardinales: inducir la formación de hábitos preventivos.

Para esto, los boletines son un dispositivo extraor­dinario.