Listin Diario Logo
20 de octubre 2020, actualizado a las 05:24 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 19 de septiembre de 2020

UMBRAL

El audio de Danilo

  • El audio de Danilo
Manolo Pichardo

 Circuló por WhatsApp, durante to­da esta sema­na, un audio de Danilo Medina en el que reunido con su personal de apoyo para insuflarle ánimo ante la derrota, discurseó, desde su vertical y amena­zante talante de jefe, sobre el proceso electoral y sus resultados, en un desboca­do mar de contradicciones con el que pretendió cul­par a todos los presentes de los errores que, produc­to de sus timos, obsesiones y desvaríos, acompañaron las acciones que comenzó a acometer desde su llega­da al gobierno en 2012, sin calcular la siembra de vien­tos que desató el vendaval que despedaza a su empre­sa con desprendimientos que sacuden sus cimientos y desguañangan su fachada.

Atribuyéndose, sin son­rojo alguno, logros de ges­tiones anteriores y pro­pias, que en la mayoría de los casos fueron el pro­ducto de la inercia que avanzó sobre el empuje que dieron pasadas admi­nistraciones a las fuerzas productivas que fueron creando un modelo de de­sarrollo que ya acusaba un evidente cansancio, el jefe político del PLD in­tentó, de entrada, prepa­rar una celada discursiva para legitimarse como el “gran timonel” víctima de peledeístas pedigüeños, que no eran capaces de integrarse a la campaña electoral “si no aparecía la logística”; esto es, di­nero que, según denun­cias, rodó por las calles, desde las arcas del Esta­do.

En su arremetida con­tra los peledeístas de la dirigencia media y de ba­se, e incluso del Comité Central, “reveló” que és­tos le abordaban con la sola finalidad de pedir empleos para sus fami­liares y no para sus com­pañeros de partido; una afirmación que irritó al peledeísmo e indignó a la sociedad, sabedora de que en violación a las le­yes y la Constitución de la República nombró en la administración públi­ca a una gran cantidad de sus familiares, convir­tiendo su gestión de go­bierno en “nepótica” y un club de amigos que ocupa­ron espacios de principalía mientras el grueso de los miembros del partido que se desvencija, era ignora­do o relegado a puestos de tercera y quinta catego­ría, cuando era tomado en cuenta, porque como he afirmado, desde que per­dió las internas de su par­tido en las primarias de 2007, decidió vengarse de los militantes de la orga­nización y apostar al sec­tor externo, a los corchos, y toda suerte de olfateado­res oportunistas que hue­len la ruta del poder polí­tico.

Inhabilitado para ocu­par la Presidencia de la República recurrió a un cuento para párvulos: “la desconexión del partido con la sociedad”, en ra­zón de que todos los diri­gentes estaban dedicados al gobierno. De ese pre­tendido dato sacó la genial idea de que el congreso en curso debe definir que los que ocupen la presiden­cia y la secretaría general de la formación política, no puedan armar proyec­tos presidenciales, “por­que ello afectaría al resto de los aspirantes”. Piensa que nadie hizo la lectura apropiada: convertirse en presidente del PLD, para lo cual debe ir creando las condiciones.