Listin Diario Logo
20 de octubre 2020, actualizado a las 12:03 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 15 de septiembre de 2020

Inglaterra 1660: la monarquía vuelve y vuelve

  • Inglaterra 1660: la monarquía vuelve y vuelve
Manuel Pablo Maza Miquel, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do

 Después de Cromwell, las fuerzas conservado­ras volvieron al poder. Durante su vida, Cromwell logró derrotar diversos grupos. Hoy serían la izquierda: los nivelado­res, también llamados ca­vadores. Creían en la igual­dad política y religiosa. Se oponían a la jerarquía an­glicana. Empleaban argu­mentos racionales, y no ci­tas bíblicas. Postulaban que todo gobierno existe por consenso popular. Nivela­dores y cavadores creían que bastaba haber nacido para tener derechos. Lu­chaban por la liberación económica de los pobres. Querían una vuelta a la pri­mitiva comunidad de igua­les, y rechazaban que el pe­cado la hiciera imposible. Plantearon dos medidas que décadas después rea­sumirían los cartistas: que los diputados recibieran un sueldo para que no depen­der de sus bienes; que todo varón inglés pudiera votar en las elecciones.

Añoraban la Inglaterra an­terior a la invasión norman­da del 1066. Su análisis: los pobres sufren, porque la tie­rra está acaparada por los ricos, y no por su predispo­sición maligna al pecado. Abogaban por la propiedad común de la tierra y entregar los productos según las nece­sidades de cada uno. Marx se hubiera tomado con ellos una cerveza.

Un connotado nivelador, Gerrard Winstanley, quería una educación más racio­nal, una enseñanza técnica y no tanta teología, pues creía que la doctrina eclesiástica llevaba al hombre a perder la conciencia de ser explotado. Creía ver señales: ¡Dios se había despertado para librar a los pobres! Niveladores y cavadores fracasaron.

Los conservadores ingle­ses se fortalecieron con Car­los II. El puritano Cromwell había suprimido la Navidad, rechazaba rabiosamente a los relajados católicos. El as­censo de Carlos II (1660 – 1685) fue celebrado con una borrachera nacional. Carlos II llevó una vida “alegre”, re­conoció 14 hijos naturales. Su esposa fue la católica Ca­talina de Portugal.

Con Carlos II, el parla­mento y el anglicanismo se fortalecieron. Se suprimie­ron los pagos por derechos feudales al monarca. Aho­ra el rey recibiría dinero del parlamento. Los nobles te­rratenientes pagaron im­puestos para cubrir las car­gas del estado controlado por ellos. Constituían una alta burguesía (los bien na­cidos, gentry) y lograrán ex­cluir del poder a los demás sectores, por más de un siglo y medio.

¿Cómo alcanzaría Carlos II a sortear la tensa situación inglesa, su déficit financiero, la agresiva marina holande­sa y los católicos apoyados por el poderoso Luis XIV de Francia (1643 – 1715)?

El autor es Profesor
Asociado dela PUCMM
mmaza@pucmm.edu.com