Listin Diario Logo
17 de septiembre 2020, actualizado a las 06:11 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 06 de agosto de 2020

EL INFORME OPPENHEIMER

EEUU, China y la vacuna

ANDRES OPPENHEIMER

 He aquí una predicción bastante se­gura: si el presidente Donald Trump sigue ade­lante con sus planes de usar exclusivamente pa­ra los estadounidenses las más de 400 millones de va­cunas contra el COVID-19 que ha ordenado su gobier­no, la imagen de Estados Unidos en el mundo caerá como nunca antes en tiem­pos recientes.

Eso es lo primero que se me pasó por la mente al leer que el canciller de China, Wang Yi, anunció que su país ayudará a América Latina a comprar vacunas contra el co­ronavirus hechas en China.

“El canciller chino destacó que la vacuna desarrollada en su país será un bien público de acceso universal, y que su país destinará un préstamo de $1,000 millones para apoyar el acceso de las naciones de la región al antídoto,” señaló un comunicado de la Secretaria de Relaciones Exteriores de México el 22 de julio.

Estados Unidos ha orde­nado al menos 400 millo­nes de dosis de vacunas CO­VID-19 como parte de su plan “Operation Warp Speed” de $8,000 millones para poder vacunar a los estadouniden­ses a principios de 2021. Pero el plan no contiene disposicio­nes para compartir esas vacu­nas con países más pobres.

“Históricamente un líder mundial en temas de salud pública global, Estados Uni­dos ha adoptado un enfoque más doméstico en la pande­mia de COVID-19”, dice un informe reciente del Cen­tro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington D.C. Mien­tras tanto, China “está miran­do hacia el resto del mundo”, agregó.

Un mapa de “Ayuda Exter­na de China y Estados Uni­dos a América Latina en me­dio de la crisis COVID-19” (https://www.wilsoncenter.org/aid-china-and-us-latin-america-amid-covid-19- cri­sis) publicado por el Wilson Center, un centro de estudios de Washington D.C., mues­tra que mientras que China le ha entregado a México en­tre otras cosas 100,000 kits de pruebas. 725,000 másca­ras quirúrgicas y 1,280 ven­tiladores, Estados Unidos le ha dado a México solo 1,000 máscaras quirúrgicas y 1,000 ventiladores.

Asimismo, China le ha da­do a Argentina entre otras cosas 53,500 kits de prueba, casi 700,000 máscaras qui­rúrgicas y 20 ventiladores, mientras que Estados Uni­dos le ha dado $300,000 en asistencia médica y 2 millo­nes de dosis de hidroxicloro­quina, un medicamento pa­ra la malaria promovido por Trump pero cuestionado por muchos expertos.

Es cierto que algunos de los cubrebocas hechos en China son de dudosa calidad. Y también es cierto que Chi­na está tratando de tapar sus culpas por no haberle avisa­do al mundo cuando estalló la epidemia del COVID-19 en Wuhan.

Pero el hecho es que la ofensiva de relaciones públi­cas de China para reparar su negligencia parece estar dan­do resultados. Eso va a dañar la imagen de Estados Unidos, y por extensión, su economía.

El asesor de imagen de paí­ses británico Simon Anholt, fundador del Ranking Anholt-Ipsos de Marca País, me dijo en una entrevista que “es muy interesante ver cómo China está asumiendo gradualmen­te el rol de líder de la comuni­dad internacional”.

La retirada de la adminis­tración Trump de institucio­nes internacionales como la Organización Mundial de la Salud y el Acuerdo Climáti­co de París ya ha resultado en una pérdida importante de imagen de Estados Unidos en el mundo, señaló.