UN MOMENTO

IdolatrĂ­as

MONS. RAMÓN BENITO DE LA ROSA Y CARPIO

 Muchas personas dicen: “Soy ateo, no tengo un Dios”.

Ahora bien, hay que demos­trarlo, porque muchas perso­nas no tienen al Dios que ado­ran los cristianos, pero tienen a un dios y eso se llama idolatría.

Tienen un dios como dice el Papa Francisco. El narcicismo lleva a la idolatría de sí mismo y a buscar sólo su propio beneficio: no tienen a Dios pero ellos son dioses, y eso es también una ido­latría.

También hablamos de la idolatría del dine­ro: el tener, el poder y el sexo son tres idolatrías. Hay algunas personas para las cuales esas reali­dades son idolatrías. Cuando una persona dice por ende esta frase tan popular de: “mis cuartos son mis cuartos y el que se meta con ellos les par­to el pescuezo”, matar para ellos no es nada, no tienen a Dios, pero tienen la idolatría del dinero.

No hay gente que no tenga un dios: “Yo” o uno de esas tres realidades de la vida.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.