Listin Diario Logo
03 de agosto 2020, actualizado a las 07:48 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 16 de julio de 2020

EN LA DIANA

Apertura y costos pandémicos

Rolando Reyes
[email protected]

 Primer Tiro
Aunque la indisciplina social puede tener mucha influen­cia en el aumento de la tasa de propagación del Covid, y aunque también se han exter­nado opiniones que atribuyen el fenómeno al proceso de apertura económica, es im­portantísimo tomar en cuen­ta que el crecimiento del nú­mero de contagiados no es el factor determinante del costo de la Pandemia. Una persona puede contagiarse, quedarse aislada en su hogar y recupe­rarse en un periodo de entre 4-12 días, en cuyo caso el úni­co costo monetario es el de la perdida de sus días laborales o productivos. Un costo mo­netario más significativo lo representan las personas que tienen que ser hospitalizada en salas normales, y mucho más si es en salas de cuidados intensivos. Pero el costo mo­netario más importante y sig­nificativo de la Pandemia lo representa la tasa de morta­lidad, ajustada y transforma­da en Años de Vida Perdidos Prematuramente (AVPP), y lo que reflejan los datos disponi­bles es que dicho costo ha caí­do en más de la mitad, y con­tinúa descendiendo.

Segundo Tiro
Aunque se ha registrado un aumento en el número de contagiados, la apertura eco­nómica no ha aumentado el costo de la pandemia, mien­tras que si ha producido im­portantes beneficios, empe­zando por la incorporación 212 mil trabajadores solo en el pasado mes de junio. Pe­ro desde el punto de vista del costo, lo importante es saber, y aceptar que el contagio es solo el medio de transmisión hacia el costo monetario de la Pandemia. El total de con­tagiados acumulado en cual­quier momento es igual a la suma de la cantidad que per­manece contagiada, los recu­perados y los fallecidos. Una reducción en la tasa de mor­talidad indica que la tasa de recuperación está aumentan­do, o aumentará, y lo más im­portante, produce una reduc­ción del costo monetario de la Pandemia en la misma mag­nitud de su reducción. En el Boletín Epidemiológico No. 24 del 19 de abril la tasa de mortalidad reportada fue de 5.83%, mientras que el No. 115 del pasado día 7 del mes en curso, la misma se redujo a 2.01%.

Tercer Tiro
El monstruo Pandémico cre­ce en tamaño, pero cada vez menos en agresividad, tal y como lo demuestra el cálcu­lo de la tasa de hospitaliza­ción, la cual muestra la razón entre los contagiados agudos que deben estar en salas hos­pitalarias (los demás se que­dan en sus hogares) y el total contagiados, la cual se redu­jo desde 35.73% en el Boletín 64 del 21 de mayo, a 16.4% el pasado día 7 del mes en cur­so. A diferencia de la tasa de propagación y positividad, que no representan costos, y cuyas magnitudes dependen de las pruebas realizadas e in­dicadas, las tasas de mortali­dad y de hospitalización son incontrovertibles, y las mis­mas indican que después del inicio de la apertura econó­mica, el costo Pandémico, en vez de aumentar, está dismi­nuyendo. Según los análisis llevados a cabo para fines de esta entrega, los resultados anteriores tienen una expli­cación simple y sencilla: Quie­nes se están contagiando son los menos vulnerables, los menores de 50 años y sin en­fermedades de base y de vías respiratorias. Pero también es simple y sencilla la gran im­plicación de esa conclusión: La apertura económica debe continuar, pues la misma está produciendo grandes benefi­cios, sin aumentar los costos Pandémicos.