Listin Diario Logo
02 de julio 2020, actualizado a las 12:22 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 02 de junio de 2020

PEREGRINANDO A CAMPO TRAVIESA

No enseñe fechas, problematice

  • No enseñe fechas, problematice
Manuel Pablo Maza Miquel, S.J.

 Para mucha gente, estu­diar historia es aprender­se fechas. Con frecuencia escucho: -no me gusta la historia, por­que nunca he tenido bue­na memoria-. Es cierto que la historia recuerda, pe­ro todavía más cierto es que el estudio de la historia inicia y continúa gracias a la inves­tigación.

La palabra historia pro­viene de un vocablo griego que significa investigar.

La primera vez que tra­bajé en serio en un curso de historia fue en septiembre de 1967. Estos años me ha en­señado que la historia se dis­fruta cuando ella es fruto del interés.

Si pudiera hablarles tan solo unos segundos a todos mis colegas, profesores de his­toria les diría: -- la clave de los aprendizajes en historia está en interesar--. Interese a sus muchachos en algún tema y suéltelos. Ya verá cómo, usan­do los magníficos recursos dis­ponibles hoy en día, ellos mis­mos van a averiguar lo que continuamente seguirá des­pertando su interés. Ayuda que el profesor maneje la in­formación básica de manera organizada, pero lo decisivo será su capacidad de interesar, de problematizar, de mostrar.

El tiempo que un do­cente emplea en estudiar un tema de historia dará sus frutos, sobre todo si to­ma apuntes, produce un re­sumen o una presentación. Dará más fruto, si se auto evalúa o se deja evaluar res­pecto de lo presentado; aho­ra bien, su preparación susci­tará mejores aprendizajes si se pregunta: ¿qué ha de su­ceder para que los mucha­chos se interesen? Y todavía mejor; ¿qué actividad reali­zarán ellas y ellos para inte­ractuar con las graves cues­tiones presentes en el tema?

Un ejemplo: en su curso sobre el mundo actual, usted tiene que explicar la existen­cia de dos Chinas. En lugar de empezar a escribir nom­bres y fechas en la pizarra, pro­blematice a sus muchachos. Cuando escribo estas líneas, la Organización Mundial de la Salud (OMS), purísimamen­te científica, es noticia. Uno de los países que primero captó la terrible velocidad de contagio del COVID 19 y mejor ha ma­nejado la crisis ha sido Taiwan, pero solo aportó indirecta­mente a la OMS, porque Chi­na continental ha presionado a la ONU para que Taiwan no pueda ni asistir como observa­dora. Con esa pista sus estu­diantes despegarán para es­tudiar y presentar las causas, proceso y consecuencias de ese enfrentamiento viejo, que presenta consecuencias dolo­rosa$ para el patio dominica­no.