Listin Diario Logo
08 de julio 2020, actualizado a las 12:02 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 30 de mayo de 2020

SONDEO

Leonel y la historia

  • Leonel y la historia
Luis Encarnación Pimentel
encar-medios@hotmail.com

Desde cuando Bosch lo definiera como “una minita de oro”, Peña Gómez como “su peledeísta preferido”, y Balaguer y el fundador del PRD y del PLD le levantaron la mano para hacerlo presidente, al doctor Leonel Fernández se le ha visto como un afortunado y un suertudo en la política. Claro, en las distintas coyunturas en su vida pública la suerte no le ha llegado sola, sino la ha hecho acompañar de una preparación, de un talento personal y un trato de amplio respeto y decencia que le han franqueado el camino y le han abierto las puertas del éxito.

Tiene el mérito de haber llevado el PLD al poder, cuando parecía un imposible, pero también carga un dejo de desengaño, por la ingratitud de muchos compañeros a los que promovió y mantuvo en posiciones claves en sus gobiernos hasta hacerlos figuras (un error y ser permisivo) ,y  quienes luego que le entregara el bastón de mando a un sucesor al que respaldara plenamente, procedieran a desacreditar su imagen y su desempeño , que al dejar Palacio andaba por 74% de aprobación, así como a bloquearle el paso y decretarle un retiro anticipado. Ya con reglas del poder de turno en contra, le juegan sucio en las primarias de octubre y ,con campañas mediáticas (que buscan repetir), le empujan “por una cuestión de honor y de decoro” a irse del partido al que dedicó 46 años y presidió por 18, para partir de cero a crear la Fuerza del Pueblo y  poner de nuevo a prueba su capacidad y suerte .

Con una visión de modernidad y desarrollo del país a largo plazo,  y una impronta gubernamental que se toma de referente ante la crisis y los grandes retos del momento, Fernández se mete en competencia electoral y se consolida con los días, para ser el hombre a vencer en una segunda vuelta , ya por una valoración de su experiencia de Estado o por la sangría que experimenta su antiguo partido, cuyas bases les ven como su garantía. Aunque intereses y mezquindades de la política criolla proyecten que baja, en el preciso momento que repunta, se entiende que su fuerte para el éxito -ya no la suerte- radica en su experiencia, en la base morada que a diario le declara respaldo y en un voto de ciudadanos reflexivos que dirán la última palabra. En tres periodos de transformación y luces (que él manejara) y de algunas sombras – en manos de otros a los que les delegó poder y dejó hacer hasta perjudicarse- ¿qué le quedaría a Leonel por hacer? Particularmente, creo que, además de “dignificar la actividad política”, como dijo, en una nueva y ultima gestión Leonel tendría el reto de superarse a sí mismo, reivindicar errores y trabajar para la historia. encar-medios@hotmail.com


Más en Puntos de vista