Listin Diario Logo
23 de octubre 2020, actualizado a las 12:10 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 29 de mayo de 2020

ORLANDO DICE

Estado de ánimo, sentido de humor

  • Estado de ánimo, sentido de humor
Orlando Gil

 Las encuestas sirven para muchas cosas, y una es conocer el estado de ánimo o sen­tido de humor de los partidos o actores políticos en determinada circunstancia.

La actual al parecer es del carajo.

La reciente Penn-Stagwell voltea mesa, tumba si­llas y el borracho pudo haberse ido sin pagar. Una pi­cardía desde todos los ángulos.

Se denunció y criticó al principio, pero al paso de los días se comprobó que la decisión del candidato oficial de salir a contagiarse y repartir dejaba benefi­cio político.

Y no se supo por percepción, sino por medición. Lo repito: Luis Abinader en la sala de su casa viendo con su familia el Show del Mediodía bajó en la consi­deración pública.

No que tuviera miedo, que fuera cobarde, como se dijo, sino que su campaña fue diseñada y puesta en escena para tiempos normales, no extraordina­rios.

Hubo entonces que olvidarse de los manuales de estrategia, del marketing al uso, y recurrir al evange­lio de Teresa de Calcuta y dar hasta que doliera. Fre­nó la caída, pero no recuperó los niveles perdidos.

El contrincante principal continuó su empeño, y hasta ingenioso resulta. Mientras otros donan ca­miones de agua que no hace falta, pues al decir de un funcionario la gente se baña menos, llenó tan­ques de gas.

Haciendo lo que nunca se había hecho en campa­ña, aunque no debe olvidarse que Joaquín Balaguer regalaba en los campos estufitas con sus correspon­dientes tanquecitos. Pero era para evitar la depreda­ción de los bosques, el corte de palo y la quema de carbón.

El resultado que se observa no deja de ser inte­resante. La política reinventándose en tiempos del coronavirus y provocando situaciones que se creían impensables.

El fatalismo oficial se tenía por irremediable, una suerte de apocalipsis, y de pronto se animan las gra­das de manera inesperada, y cuando se consideraba que todo estaba perdido, aparecen las encuestas a ofrecer su corazón.

Un panorama distinto en que con dos o tres bata­zos colocados en los canales pone a corredores vara­dos en las bases camino a home.