Listin Diario Logo
09 de julio 2020, actualizado a las 12:06 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 26 de mayo de 2020

PEREGRINANDO A CAMPO TRAVIESA

La utilidad de lo inútil

  • La utilidad de lo inútil
Manuel Pablo Maza Miquel, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do

 Desde el 1967, nunca fal­ta la pregun­ta: --Profe, ¿y para qué me sirve reflexionar sobre Na­poleón? –

A los sembradores de las humanidades nos alentará leer “La utilidad de lo inútil” un manifiesto de Nuccio Ordi­ne, profesor de literatura ita­liana en la universidad de Ca­labria. En el 2007 se leía en treinta y dos países y solamen­te en español, alcanzaba die­cisiete ediciones en el 2017.

Ordine diagnostica la si­tuación que enfrentamos los profesores de historia en la actualidad. Se considera in­útil lo que no produzca fruto inmediato. Las asignaturas universitarias son evalua­das frecuentemente según criterios utilitaristas. Es co­rriente solo ver en la univer­sidad una escalera hacia un diploma para luego acce­der al mercado laboral. Ra­ro es el joven que busca en la universidad un diálogo con el pasado y el presente pa­ra ser transformado en al­guien mejor. La universidad también puede capacitar pa­ra transformar la sociedad y su liderazgo en algo más hu­mano. Preocupados por ar­mar su maquinita de fabricar cuartos, pocos jóvenes caen en la cuenta de que nada tie­ne tanto impacto económico como conocer qué cosa es un ser humano. El consumismo y el inmediatismo convierten los compromisos a largo pla­zo en una tarea imposible. Cualquier brisita tiraniza una vida sin sentido ni raíces. La universidad se les vuelve una escuela de gladiadores pa­ra aprender mejores golpes con qué derrotar a los contra­rios, pero jamás cuestionarán quién organiza esos juegos mortales y si todos esas perso­nas con espadas no pudieran organizarse y organizar de otra manera la sociedad.

Dominados por la dicta­dura del utilitarismo nos pri­vamos de la investigación en profundidad que exige el vuelo audaz del águila hacia las alturas de horizontes am­plios y la visión para concen­trarse en un punto de la tierra. Cuando el utilitarismo man­da, nuestras aulas son jaulas.

Sin Napoleón, no se en­tienden la unidad alemana, la italiana, el prestigio del pa­pado, los nacionalismos eu­ropeos y las dos guerras mun­diales; sin Napoleón y su fracasada aventura haitiana, no se entienden la indepen­dencia de Haití, ni el tamaño de los EE.UU., actuales, ni la pertinaz exigencia francesa porque Haití la indemnizara y sus fatales consecuencias para la República Dominicana. Pa­ra quien solo aspire a cacarear profesionalmente desde su jaula picoteando su maíz, Na­poleón y la obertura 1812 de Tchaikovsky son inútiles.

El autor es Profesor Asocia­do de la PUCMM, mmaza@pucmm.edu.


Más en Puntos de vista