¿Cómo afecta la pandemia global a la economía?

Daris Javier Cuevas

Una mirada detenida a la literatura sobre la historia de la economía mundial, y de la historia universal, sale a relucir que la existencia de pandemias ha sido larga y  tenebrosa. En adicion,  que en los momentos de grandes crisis mundiales esta ha tenido una gran incidencia, desde la peste negra en el siglo XIV  hasta nuestros días con casos como el síndrome de respiración aguda, la gripe A-H1N1,  el brote del ébola en África, los virus como el dengue, el zika y el chikunguña en América Latina.  

Pero resulta que el proceso de globalización ha invertido la relación entre las personas y su entorno: en la actualidad lo local es global y lo global es local. Esta es una razón poderosa por la cual los virus cuando tienen una propagación mundial que afectan y enferman de gripe a todas  las personas del planeta se le denomina pandemia.

A finales del año 2019 la ciudad  de Wuhan, en China, se convirtió en el epicentro donde nació y se propagó lo que hoy se conoce como el Covid19 y que terminó infectando y cobrando la vida de cientos de miles de seres humanos. A pesar de haber liderado el ránking mundial de diagnósticos, pero no el de fallecimientos,  China ha logrado ser el primer país del planeta en haber revertido la curva de contagio a cero, de los 186 países afectados.

El Covid 19  se ha propagado con una rapidez insólita, de tal magnitud que ha obligado a varios países a cerrar sus fronteras por los efectos significativos que este ha tenido sobre las personas y sobre la economía. Se trata de que el desarrollo de este virus por el mundo, y sus progresivos efectos sobre la economía, genere incertidumbre en todos los mercados y evidenciando la fragilidad del sistema de salud global.

Es en ese contexto que la propagación del Covid 19 se traduce en una destrucción del crecimiento económico global, siendo los más perjudicados la industria, el turismo y las aerolíneas. Pero es que las circunstancias en que se ha desarrollado la pandemia a escala global obligan a utilizar los instrumentos de  política económica de forma responsable por lo cambiante y vulnerable de la economía.

A la Luz de la razón, la implementación de políticas macroeconómicas ha de  orientarse a mitigar las secuelas del Covid 19 y los efectos que disminuirán el crecimiento del PIB global en el 2020. Es así como se interpreta mejor los esfuerzos de los bancos centrales del mundo en promover una drástica reducción en las tasas de interés con el objetivo de  abaratar el dinero y hacer facilitar el crédito para alentar el consumo e impulsar la economía.

El  covid-19 le está asestando una estocada mortal a la economía mundial cuyo  mensaje es que la conservación de la sociedad no puede depender de acciones individuales  sustentadas en donaciones ya que existe una realidad mucho más compleja que trasciende el ámbito político y económico. Pues la voluntad individual lo único que procura es publicitar y difundir  sus acciones con  propaganda repudiable, pues de lo se trata es de enfrentar esta primera gran pandemia del siglo XXI ante una inevitable recesión global.