Listin Diario Logo
31 de mayo 2020, actualizado a las 01:57 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 02 de abril de 2020

ORLANDO DICE

Menos sufrimiento

  • Menos sufrimiento
Orlando Gil
[email protected]/@orlandogildice

Supongo que ahora habrá cesado el sufrimiento nacional porque Gon­zalo Castillo daba a manos llenas y no se permitía igual generosidad a Luis Abinader. Abinader hizo tres donativos y de seguro serán más a partir de mañana viernes cuando le llegarán los equi­pos o materiales que había ofrecido. Juego empatado y nobleza compartida, y una nue­va situación. Castillo dará sin que lo critiquen y Abinader dará sin que lo obstaculicen.

Cuando la política quiere, puede.

Castillo repartirá por su lado y Abinader igual, y esa no fue en principio la idea. Origi­nalmente se pensó en una cumbre virtual en la que Danilo Medina y Leonel Fernández y Luis Abinader, como la Conferencia de Yalta, para resolver el problema de Alemania. Per­dón, de pandemia. El régimen fue sometido a una especie de acoso y se le voceaba cada día y en todas las esquina que no se dejaba ayu­dar. Incluso que en las actuales circunstancias se imponía un gobierno de unidad nacional. Todo un exceso, evidentemente. Aunque una situación interesante.

Generalmente es el gobierno que pide el concurso de la oposición, que deponga su ac­titud de enfrentamiento y se sume al esfuerzo común. En el caso fue al revés, la oposición tomó la iniciativa y se ofreció y propuso cosas buenas y cosas malas, y todas improvisadas.

La oposición al parecer no conoce el ánimo de las autoridades, y cree que con hacerse la graciosa, estas pueden olvidar la ocurrencia del 16 de febrero. La OEA dirá en su momen­to, pero el gobierno tiene algunos pelos en las manos y por el color sabe que la yegua fue baya. El golpe fue tan fuerte que no pudo re­ponerse –en tan corto tiempo– y lograr mejor desempeño en marzo 15, como aseguraba en febrero 16. Esa herida está abierta y sangran­te, y aunque en política todo es simulación, el mucho rencor impide que se cuiden las for­mas. Como se está en enfermedad, la políti­ca puede ponerse en lista de espera. Pensa­rá el gobierno ¿desde cuándo Fernández es infectólogo o Abinader experto en logística de salud?