Listin Diario Logo
30 de mayo 2020, actualizado a las 11:32 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 30 de marzo de 2020

EN ESPECIAL

Peligroso pasarse de listo

  • Peligroso pasarse de listo
Cristhian Jiménez

En un momento de tragedia humanitaria, con 39 muertes y 859 afectados por el Covid-19, que reclama la mayor solidaridad es peligroso intentar pasarse de listo.

En esta crisis sanitaria ha salido lo peor de algunos, pero lo mejor de la mayoría de dominicanos que diariamente plasma los más hermosos ejemplos de colaboración.

Médicos, enfermeras, personal de asistencia en centros de salud, militares, policías, entre otros, abandonan familiares y se exponen a cada minuto para cumplir con tareas de alto riesgo, en muchos casos sin el instrumental necesario y la protección adecuada.

Profesionales de diversas áreas, comunicadores, artistas se esfuerzan por orientar o alegrar con cantos de espereza en medio de la neurosis colectiva.

Otros que piensan que sus fortunas les acompañarán en la fosa, no dan señales de solidaridad, y muchos, al contrario, activan sus habilidades para sacar provecho económico de la desgracia colectiva.

Los trabajadores constituyen “el principal activo”, como afirmara el empresario y funcionario oficial Antonio Isa Conde, empero el cálculo único y rápido de numerosos empleadores es el despido colectivo para “minimizar pérdidas” (ganar menos, en el caso de los grandes), sin importarles quiénes generan las riquezas o al final consumen sus productos o precisan de los servicios de sus empresas.

El gobierno ha adoptado una serie de medidas alineadas con recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y similares a las de otras naciones con énfasis en respuestas sociales a sectores desprotegidos y de compensación económica para amplios sectores productivos, que por la dominante informalidad comercial en el país resultan insuficientes y podrían generar protestas en los próximos días.

El presidente Danilo Medina ha consultado al sector empresarial organizado y algunos del ámbito social, pero ha rehusado la colaboración del liderazgo político opositor, que ha hecho diversas propuestas y apoyado prácticamente todas las medidas oficiales, incluido el Estado de Emergencia en el Congreso Nacional.

Parecería que el gobierno y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) entienden que pueden salir airosos de esta delicada crisis sanitaria, que ha paralizado la economía nacional, pero que permite el uso de cuantiosos recursos económicos.

El gobierno ha repartido comida en barrios y escuelas y ha anunciado compensaciones económicas para trabajadores afectados y de limitados recursos que deben esperar la próxima semana para poder comprar alimentos con ese dinero, mientras el candidato presidencial del PLD, Gonzalo Castillo ha estado en campaña proselitista, con el uso de amplios recursos económicos, mediante donaciones diversas, asumiendo roles correspondientes al Estado.

Parece que sobra dinero, pero el riesgo es enorme debido a que siempre las ayudas serán insuficientes y porque cuando el ciudadano detecta un uso burdo de su desgracia reacciona contra el “benefactor”.

No hemos llegado al “pico” de afectados por coronavirus, lo que obligará, como escribimos el lunes pasado, a posponer las elecciones y como planteamos el 16 de marzo, la gestión de esta crisis incidirá en las próximas elecciones presidenciales y congresuales.

Claro, en marzo pasado hubo un mensaje claro de lo que quiere y no quiere el electorado…