Listin Diario Logo
08 de abril 2020, actualizado a las 12:39 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 26 de marzo de 2020

EN LA DIANA

Financiamiento anti Covid

ROLANDO REYES

Primer Tiro
Existe un intenso debate sobre las medidas económicas adicionales que son necesarias para contrarrestar los efectos negativos del Coronavirus. Estos párrafos fueron enviados antes de conocer el contenido de otro discurso del Presidente, en el que se supone anunció nuevas medidas de aumento del gasto público.

Las medidas nunca eliminaran los efectos del choque negativo, pero la fuente de su financiamiento será un factor determinante de sus impactos macroeconómicos. Existen tres posibles fuentes de financiamiento. La primera es la deuda pública interna. En la situación actual de los mercados domésticos de bienes y de moneda extranjera, el aumento del gasto público no produciría presiones inflacionarias y cambiarias, pues el efecto de la caída en la demanda de bienes no alimenticios y en las importaciones será mayor que el del aumento de dicho gasto. Si la colocación de títulos de deuda pública se hace de manera directa, se desplaza inversión privada, y si hace de manera indirecta, sustituyendo deuda en circulación en posesión de instituciones públicas por nuevas emisiones, se reduciría la liquidez de dichas instituciones y se prolongaría el efecto del desplazamiento.

Segunda Tiro
La segunda fuente es la emisión monetaria. Dado que a corto plazo la liberación del encaje no se traduce en mayor gasto privado, un incremento del gasto público financiado con una expansión monetaria adicional a la flexibilización de la pasada semana luciría altamente atractivo, y dado el impacto multiplicador del gasto público, y el efecto rezagado de la reducción de la tasa de interés, se podría esperar que la inversión y el consumo privado reaccionen en la medida en que se reduce la tasa de propagación del virus, lo que a su vez determinaría el surgimiento de pequeños brotes de presiones inflacionarias y cambiarias. Pero un aumento del gasto público financiado con emisión monetaria es una combinación que da como resultado un combustible de alto poder calórico, el cual debería estar bien lejos de los efectos de una reducción de 100 puntos básicos en la Tasa de Política Monetaria y de las expectativas de devaluación que se podrían estar generando con un posible resultado neto negativo en el sector externo de la economía, los que ya ampliaron la diferencia entre el tipo de cambio de las grandes operaciones y el promedio ponderado a 1.72%.

Tercer Tiro
La tercera fuente de financiamiento es la de los recursos externos. En este caso se generarían dos fuerzas de sentido contrario. Por un lado, la entrada de recursos externos apalanca el efecto de apreciación cambiaria que produce la caída de la demanda agregada y de las importaciones. Por otro lado, al no producirse un efecto desplazamiento de la inversión privada, el impacto del aumento del gasto público sería mayor, mientras que la mayor disponibilidad de moneda extranjera reduce el aumento de la devaluación esperada que generaría la reducción de la tasa de interés y de los demás componentes del paquete de flexibilización monetaria de la semana pasada,

así como también de la brecha cambiaria anteriormente citada. Dada la devaluación acumulada de los últimos meses, el primer efecto no produciría un impacto negativo sobre la reanudación de las exportaciones, al tiempo que se reducirían las expectativas de inflación y devaluación, lo cual garantizaría un mayor impacto de la flexibilización monetaria.


Más en Puntos de vista