Listin Diario Logo
24 de mayo 2020, actualizado a las 07:27 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 17 de marzo de 2020

POLÍTICA Y CULTURA

¡Se va, se va el “ancien régime”!

  • ¡Se va, se va el “ancien régime”!
Tony Raful
tonyraful5@yahoo.com

La victoria electoral del Partido Revolucionario Moderno en las elecciones municipales, confirma la tendencia creciente de cambio que estremece a todos los sectores sociales de la población, en un descontento  masivo que ha alcanzado sectores juveniles sensibles, quienes levantan sus propias banderas de desacuerdo y de confrontación, con la permanencia indefinida del Partido de la Liberación Dominicana en el gobierno.  Contra la permanencia del PLD en el gobierno, se alista la mayoría de la población  electoral, fuerzas sociales productivas del país, sectores disimiles de la pirámide social, el pensamiento liberal y progresista. La reciente votación de las elecciones del domingo 15 de marzo, marca la ruta ascendente de la sustitución del “ancien régime”,  nombre con el cual los revolucionarios franceses, designaban  despectivamente el sistema  de gobierno anterior a la revolución francesa de 1789.  No es un contrasentido histórico asociar  la actual administración a un sistema gubernamental clientelista, plagado de políticas tradicionales asistencialistas, marcada por la permisibilidad a actos impropios, a la reproducción de viejos  esquemas de dominación que han impedido el desarrollo sostenido  del crecimiento humano, fomentando grupos de poder cuyos índices de  oscuros enriquecimientos obstruyen la imaginación, y estimulan los patrones clásicos del egoísmo y  la indiferencia social. Se trata del viejo régimen, de la continuidad en el tiempo histórico  del ejercicio de político al servicio de grupos enquistados en el Estado, y del desamparo de los grandes sectores sociales, donde llega lastimeramente como afrenta, la mano populista de “ayuda” que  eterniza la pobreza física y espiritual  de nuestro tiempo.  La lucha por el desplazamiento del “ancien régime” nos compete a todos, a la unidad de todas las fuerzas sociales bajo  acuerdos que imposibiliten la continuidad de un esquema gobernante populista, de medianías conceptuales y políticas. Nadie puede permanecer  el ejercicio del poder  de manera prolongada.  El resultado de su descomposición es visible a corto o largo plazo. La alternabilidad es una regla de oro de la democracia que debemos defender.

Los factores que intervienen en el  desplazamiento de una estructura gobernante por medios democráticos,  implican la asunción de principios nodales, de volver a la ilustración del pensamiento, como organización mental de un orden humano, basado en la igualdad de oportunidades y en la renuncia al lucro a expensa del Estado, bajo el respeto a las leyes donde se consagra la existencia de un nación de hombres y mujeres libres. Las categorías históricas del Estado no suponen una administración  cuya sobrevivencia estadística de los estados financieros,  estén subordinados  a empréstitos  onerosos  y al crecimiento anómalo de una deuda externa, que compromete a generaciones de dominicanos que no han nacido todavía.

La espléndida victoria de Luis el pasado domingo 15 de marzo constituye un consenso nacional. El pueblo defendió el voto contra sus enemigos tradicionales. De nada valió la intervención  de la política asistencialista y demagógica. El cambio se otea en el horizonte nacional, con fuerzas  de masas conscientes. La gran lección es que el PLD puede ser derrotado y fue derrotado. El “ancien régime” agoniza sus últimos meses de poder en nuestro país.