Listin Diario Logo
21 de abril 2021, actualizado a las 05:08 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 14 de marzo de 2020

COLABORACIÓN

Inquietante Sucesión

Manuel Fermín

 Las aguas se mueven entre jóvenes con mucha bisoñez política para la asunción de responsa­bilidades de las munici­palidades y del Gobier­no, quienes se plantean como debate un cambio de rumbo. El PLD con una oferta arriesgada que prolonga la incertidum­bre; y otro de los líderes que reflexiona sobre la evolución del Estado ha­cia un modelo más inclu­sivo. ¿Puede plantearse un cambio de dirección que no deje fuera a na­die? La fórmula de go­bierno en nuestro país ha funcionado por 176 años, pero siempre ha ido plan­teando nuevos desafíos no siempre fáciles de re­solver. El más básico, el del deseo inmodera­do de poder, tristemente famoso por los regíme­nes dictatoriales que nos ha dejado siendo sus dos peores lacras: la corrup­ción y la improvisación en la administración pú­blica que siempre ponen en peligro la salud cons­titucional de la nación. Además, imposibilita los pactos de Estado necesa­rios en materia de con­trol de deuda pública, mejor gasto público (sa­lud, educación, agrope­cuaria, entre otros), en el peor momento histó­rico que ha tenido Repú­blica Dominicana por el desafío de tener una deu­da externa y pública tan abrumante. Si ante situa­ciones menos riesgosas como eran las de 1978 la construcción de un nue­vo escenario en el que la oposición perredeista de entonces escenificaría el cambio político provoca­do por la salida del régi­men balaguerista de 12 años ininterrumpidos de mando enérgico y cen­tralizador, el propio pre­sidente Balaguer llegó a decir que ese cambio se convertiría en un verda­dero salto al vacío, y que se cumpliera fielmente pocos años después cuan­do los gobiernos del PRD fueron imputados por delitos graves de preva­ricación administrativa continuada, cohecho y tráfico de influencias. La improvisación y desacier­tos determinaron el cer­co al perredeismo gober­nante. Y, de una forma u otra, todos los ojos se di­rigen a la genealogía de la organización que luce puntera que se remonta al primer ensayo, como si estuviera en pausa, don­de nos atrevemos a ha­cer una advertencia de peligrosas consecuencias prácticas ante el tristísi­mo derrotero que toma la economía global y las estrategias que habrían de plantearse ante tantas demandas sociales, la co­rrupción y la impunidad endémica de la clase polí­tica, el descrédito del Po­der Judicial y Electoral, y la voracidad de la clase empresarial.


Más en Puntos de vista