ORLANDO DICE

Un sorteo entre quince

Orlando Gil

La escogencia de Margarita Cedeño como compañera de boleta de Gonzalo Castillo no obliga a Luis Abinader a apresurarse ni a procurar golpe de efecto.

Aunque sí debe adelantar el paso ya que el plazo de inscripción de candidatos presidencial y vicepresidencial se cierra el 10 de marzo.

Cinco días antes de las elecciones municipales.

La selección parece ser importante, ya que extrañamente se busca o quiere que la fórmula presidencial arrastre o sustente la municipal.

La nominación de Cedeño reconfortó y levantó el ánimo de los peledeístas que a partir de este fin de semana vuelven a las calles a recuperar tiempo y espacio perdidos.

Se supone que igual harán los perremeístas, pues saben que en días líquidos como los que se viven ahora en política, camarón que se duerme se lo lleva la corriente o termina en la mesa.

El tema de la vicepresidencia no se trata en las reuniones de la dirección de Moderno, y la razón es conocida: es un derecho que corresponde al candidato.

En su círculo íntimo el asunto provoca inquietud, y se sabe de una lista de 15 potenciales, entre los que figuran Milagros Germán e Ito Bisonó.

Aunque tal vez no se haya hablado directa o personalmente  con ninguno.  

David Collado fue la primera viga, pero parece que de tanto hablarlo se rompió y se hace cada vez más difícil de recomponer.

Cuentan las palomas del parque Colón que hacen rondas por el Palacio Consistorial, que los mediadores entre Abinader y Collado se han reunido unas siete veces sin llegar  a nada concreto.

El siete es un número de suerte, pero parece que se necesita el setenta veces siete de que habló el Señor para perdonarse las ofensas que nadie conoce.

Lo que se dice es que Collado pide mucho, la queja es que Abinader ofrece poco. Los tiempos han cambiado tanto que ningún vicepresidente quiere ser decorativo.

Quiere compartir el poder.

Aunque debe ser difícil llevar o tener de vicepresidente a alguien que se sienta con méritos de presidente, o a quien se le deba el cargo.