PENSANDO

Independencia Nacional

Ricky Noboa

La independencia de una nación se manifiesta exigiendo el respeto de los derechos de los ciudadanos, plasmados en su Constitución.

El patricio Juan Pablo Duarte fue categórico cuando señaló: “Mientras no se escarmiente a los traidores como se debe, los buenos y verdaderos dominicanos serán siempre víctima de sus maquinaciones”. 

Es momento de posiciones patrióticas, no políticas; dejando a un lado los intereses personales y  protegiendo los intereses de la nación ofrendado por los Trinitarios, otorgándonos el honor de nuestra identidad dominicana. 

Los movimientos sociales son la germinación del patriotismo que late en los corazones por los valores morales que rechazan la impunidad, el deber sacrosanto de lo innegociable de la soberanía y la lucha por la conquista de un sistema de derecho donde todos estemos representados. 

Hoy, Duarte, Sánchez, Mella y Luperón descansan con la paz que genera el haber luchado por el ideal de dejarnos una patria noble, digna y soberana, donde nuestros descendientes crezcan con el pan de la libertad.  Duarte pidió a Dios fortaleza para no descender a la tumba sin dejar a su patria libre, independiente y triunfante.  ¡Está en nosotros mantenerla!