Listin Diario Logo
26 de febrero 2020, actualizado a las 09:29 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 25 de enero de 2020

COLABORACIÓN

2020: año duplo

Francisco Rosario Candelier

En cada siglo se presenta una vez el año duplo o duplicativo, llamado así por sus dos cifras iguales. El penúltimo fue en 1919, el presente es este 2020 y el próximo será (si Dios lo permite) el 2121. Debemos apreciar que cada siglo o milenio se inicia con el uno (1), no con el cero; como ejemplo en el año 2,000 no se inició el S-XXI, pues este empezó con el año 2001. ¿Cómo se determina un siglo? Pues sumamos uno (1) a sus dos primeras unidades, ejemplo: al año 1492 le sumamos 1 al 14 y eso nos da el siglo quince (S-XV). Desde luego, esta reglita se aplica al año de 4 cifras, pues si es de 3 cifras se le suma el uno a su primera unidad. Ejemplo: el año 860 le sumamos la unidad al 8 y eso nos indica que corresponde al S-9. Con el próximo 31 de diciembre del año 2020 concluirá la segunda década o primeros 4 lustros del presente S-XXI. El próximo año duplo y al mismo tiempo bisiesto será el 2424. Abreviar la fecha como acostumbramos, no es aconsejable en este presente año, pues se prestaría para una fácil modificación para la misma en cualquier carta, oficio o documentación. Como ejemplo en vez de escribir 19/04/20 es aconsejable 19/04/2020.

El presente año duplo coincide que es al mismo tiempo un año bisiesto (366 días). El año bisiesto se debe a que los años no bisiestos suman 365 días mas 6 horas; estas horas se dejan acumular en los husos horarios y así generan cada 4 años un día más, de ahí el año de 366 días. Este fenómeno, de duplo y bisiesto, no es muy común, pues el próximo o siguiente será el 2424. Esta doble situación presentada por estos años siempre ha sido bien explotada por aquellos promotores de la astrología, escúchese: Masami Kurumada, Alan Leo, Walter Mercado, etc. A estos señores bien podríamos verlos llamados agentes satánicos, pues sus orientaciones y prácticas estaban y están acordes con los encantamientos, espiritismos, brujería, la magia negra, hechicería, agorería, horóscopo, etc. El Sr. Mercado habría expresado su satisfacción  (Feb. 2019) con relación a la cercanía del 2020 para comunicar “las maravillas” que reservaban los astros para ese año a sus seguidores.

No hay dudas de que empezamos un nuevo año con grandes desafíos y que todos los países están llamados a tomar medidas cautelosas. Escuchamos, pues, aires de guerras, burbujas inmobiliarias, alza  de petróleo, explosión demográfica, segunda generación del dron, al día con la tecnología 5g, golpeo sistemático del cambio climático, aumento de la ciberseguridad, cuestionados procesos eleccionarios, amenazas de los ciberataques, endeudamiento externo, corrupción, feminicidios, delincuencia, implantar la ideología de género, entre otros. Cada nuevo año trae sus aires y burbujas, pero después de la tempestad retorna la quietud.