Listin Diario Logo
23 de febrero 2020, actualizado a las 01:44 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 24 de enero de 2020

ORLANDO DICE...

¿Y ahora qué?

  • ¿Y ahora qué?
Orlando Gil

Las ovejas camino al matadero, cuando se percatan del peligro y nadie las arrea, o se devuelven o cambian de rumbo.

Los hombres no pueden ser menos inteligentes que las ovejas, y todavía más si se dedican a la política y están en  campaña.

Aunque un sabio dijo que  el que por su gusto muere, la muerte le sabe a gloria, como el caso de los palestinos que ofrendan su vida a la causa.

Juan Bosch en sus días de lucha calificó las elecciones de matadero electoral. Una circunstancia en que cada cuatro años la ingenuidad de los partidos se sacrificaba al dios fraude.

Aun cuando no usaron el término, y tal vez lo hayan olvidado, más o menos eso piensan las agrupaciones políticas que participaron en la rueda de prensa del Reformista para protestar el cambio de casilla.

El fallo fue dado por el Tribunal Superior Administrativo y acogido por la Junta Central Electoral, organismo responsable de los comicios.

Aunque el Deux Machina sería el gobierno, la entidad estaría preparando un fraude, y por partida doble, pues tendría lugar en febrero  y también en mayo.

Tamaña situación, pues aun cuando ejemplifican la denuncia, afirman que concurrirán al evento electoral, como si estuvieran obligados a lo imposible.

O asistieran a un fatalismo inevitable.

Desde fuera se aprecia que no es para tanto, de que el número de casilla no altera ni cambia la decisión del votante de marcar determinado apartado y elegir el candidato de su preferencia.

Además del evidente contrasentido. Si el fraude está montado y la Junta es motor o pieza importante, los sectores que se avengan a participar, serán cómplices.

El PRD creyó que no existían condiciones en el 1970, y se abstuvo, y por igual en el 1974, y se la ponía difícil  a Joaquín Balaguer, pero seguía gobernando.

Ahora ¿qué pasará? La abstención está descartada, pero la maniobra se mantiene. El fracaso electoral será consecuencia del cambio de casilla y la Junta deberá cantar con El Puma: Culpable soy yo.