Listin Diario Logo
24 de enero 2020, actualizado a las 07:51 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 12 de diciembre de 2019

EN SALUD, ARTE Y SOCIEDAD

Reconocido, el Ministerio de Salud

  • Reconocido, el Ministerio de Salud
Ignacio Nova
ignnova1@yahoo.com

Pese a la reticencia inicial de los medios de comunicación y aquellos profesionales sempiternamente interesados en la posición ministerial ante a la designación del doctor Rafael Sánchez Cárdenas al frente del Ministerio de Salud, han llegado evaluaciones que revisten de positiva su gestión. Y vienen del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Según se informó ayer, esta entidad felicitó al Ministerio de Salud Pública de la República Dominicana por la labor realizada durante el corriente año 2019, para reducir la tasa de mortalidad infantil respecto al anterior año 2018.

En nuestra entrega del 21 de noviembre de 2019 habíamos recogido el logro que ahora la UNFPA inscribe en la bitácora del navegar exitoso de la salud dominicana.

La entidad reconoce que la mortalidad infantil fue reducida en un nivel de 27%. Un logro alcanzado luego de que a principios de año el Ministerio de Salud pusiera en marcha el Plan estratégico “Alianza nacional para acelerar la reducción de la mortalidad materna e infantil”.

Hoy, con datos recogidos faltando apenas seis semanas para que concluya el año, se reconoce internacionalmente que en los hospitales públicos dominicanos la mortalidad materna cayó 24% y la neonatal 27%. En otras palabras: aseguran mejor el derecho a la vida.

Desde su arribo al ministerio, el doctor Sánchez Cárdenas dio claras señales de abordar los problemas de salud presentes en el área materno-infantil y adolescente mediante políticas públicas puestas en marcha después de amplias consultas, cotejo de informaciones y, sobre todo, levantamiento de data sobre la realidad y el campo de acción.

Ese abordaje metódico de la salud le ha permitido avanzar, cosechando resultados favorables para la salubridad y los indicadores del ramo, insistiendo incluso allí donde las esperanzas estaban perdidas.

Ha reforzado el rol de rectoría del Ministerio, propiciando el incremento de la vigilancia sobre los actores y las normativas. No ha dado tregua a la obligatoriedad de observar la legitimidad de los registros sanitarios por centros de servicios de salud y medicamentos; persigue las falsificaciones de productos, vigilando la calidad e idoneidad de fármacos y servicios destinados a la gente, disponiendo cierres y penalidades por las infracciones.

Promotor del desarrollo, ha puesto en marcha iniciativas para eliminar trabas burocráticas a los procesos que afectan la disponibilidad de los servicios y productos de salud, favoreciendo el clima de negocio sectorial y el consecuente desarrollo económico en el sector, haciendo del Ministerio de Salud un verdadero aliado de la población y del empresariado, a la vez que un activo y eficiente escudo-guardián de la salud colectiva.

Logros aún más significativos dado el presupuesto deficiente asignado a la salud, con uno de los porcentajes del PIB más bajos de América Latina.

Honrar honra, enseñó José Martí, y el ministerio de salud, junto a los médicos y autoridades abnegadas del Servicio Nacional de Salud deben ser felicitados por este logro importante. La caída en 27% anual de un indicador tan sensible a la calidad y garantía de la vida en un país es, desde todo punto de vista, un significativo acontecimiento.


Más en Puntos de vista