Listin Diario Logo
18 de enero 2020, actualizado a las 05:16 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 11 de diciembre de 2019

Ironías de la historia con Leonel y el PTD

VÍCTOR MANUEL GRIMALDI CÉSPEDES

Era un domingo 17 de marzo de 1974. Estábamos con Juan Bosch y los pocos simpatizantes de un PLD fundado tres meses antes en una de las áreas verdes de las inmediaciones de un viaducto cercano al puente de la avenida Padre Castellanos (Puente de la 17).

Allí habían sido convocados algunos de los partidos y movimientos que en agosto del año anterior (1973) gestaron el Bloque de la Dignidad Nacional, disminuido ya en marzo por la fuerza del Acuerdo de Santiago que encabezaba desde enero el PRD con José Francisco Peña Gómez a la cabeza.

El 15 de diciembre de 1973 fue formalmente constituido el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), un desprendimiento del Partido Revolucionario Dominicano (PRD). El Nuevo Partido de Juan Bosch surgió con unos pocos dirigentes y simpatizantes perredeístas.

Hasta la renuncia de Bosch del PRD el 18 de noviembre de 1973, Bosch había logrado crear un frente opositor al gobierno del Partido Reformista del presidente Joaquín Balaguer.

Este frente de oposición era llamado Bloque de la Dignidad Nacional e incluía a la casi totalidad de las fuerzas de derecha, centro y de las izquierdas, con la excepción del Partido Comunista Dominicano (PCD), opuestas a la continuación del régimen balaguerista que empezó en 1966. La ruptura entre Bosch y José Francisco Peña Gómez dividió las fuerzas opositoras.

El PRD con José Francisco Peña Gómez empezó a movilizarse por todo el país, y el 17 de marzo de 1974 influía en amplios sectores populares y clases medias.

Pero aún así, el debilitado Bloque de la Dignidad Nacional encabezado por el nuevo PLD con Juan Bosch hacía un esfuerzo por estar vigente con su convocatoria para la manifestación del Puente de la avenida 17 del domingo 17 de marzo de 1974. Con unos centenares de personas presentes, el mitin empezó. Allí estábamos con Juan Bosch. Pacientes. Esperando el turno del líder.

El primer orador que tomó el único turno era conocido como “Iván Rodríguez”. Se trataba de un dirigente de izquierda llamado por un sobrenombre de los que se utilizaron para cubrirse durante las persecuciones de los famosos doce años (1966-1978).

Iván provocó con un discurso excesivo en el Puente de la avenida 17 (avenida Padre Castellanos) que Juan Bosch el domingo 17 de marzo 1975 abandonara el lugar del mitin después del cual definitivamente desapareció el Bloque de la Dignidad Nacional.

Luis Evangelista Minier en 1974 utilizaba el nombre de “guerra” Iván Rodríguez como dirigente de la Línea Roja del 14 de Junio.

Era la Línea Roja un partido de los varios que se formaron a partir de la división del Movimiento Revolucionario 14 de Junio que encabezó Manuel Aurelio Tavárez Justo, fusilado por el régimen golpista del Triunvirato que sustituyó al gobierno constitucional de Juan Bosch en septiembre de 1963.

Años después de 1974 la Línea Roja del 14 de Junio se convirtió en el PTD, el Partido de los Trabajadores Dominicanos, al que se unió Leonel Fernández en 2019.

Leonel en 1974 nunca podía imaginarse que 22 años después le levantarían la mano dos grandes figuras como Balaguer y Bosch, y que gobernaría 12 (doce) años, como esas cifras de los criticados doce años del período 1966-1978.

Tampoco especulaba entonces Leonel con el destino que le depararían las circunstancias políticas: dejar de ser la cabeza del Partido de Juan Bosch para pasar a ser cola con un reducto de la izquierda y la derecha que sistemáticamente hostilizó a Juan Bosch precisamente en los doce fatídicos, así llamados, años 1966-1978.

Ironías de la Historia.