Listin Diario Logo
29 de septiembre 2020, actualizado a las 06:01 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 25 de noviembre de 2019

ORLANDO DICE

Una mala opinión con problema

  • Una mala opinión con problema
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

En el tiempo que llevo escribiendo para un periódico (más de 40 años) en ocasiones me encuentro con encuestas que registran la mala opinión de la gente sobre la política, los políticos y los partidos.

Cada vez con justificadas razones, y las mismas quejas de antes que de ahora. Nunca entendí ni entiendo el problema, pero si existe problema. Tampoco si de la gente o de la encuesta.

Existe problema porque con esa mala opinión de la política, de los políticos y de los partidos, los dominicanos construyen la mejor democracia del mundo, haciendo política con políticos y partidos.

La mejor democracia, pues nadie pierde elecciones y el declarado ganador logra su triunfo con fraude. Con boletas contadas a manos y con voto automatizado. Si culpa tuvieron antes los humanos, culpa tienen ahora los robots. Aunque lo que importa es que con mala opinión de la política, de los políticos y de los partidos, el dominicano goza con ir a las urnas y sufragar. Lo acaba de demostrar con las primarias, de las que se dijo serían un fracaso.

La creencia resultó falsa de que los electores no acudirían a la consulta, y por ese cálculo ciego se presentaron situaciones que pudieron evitarse si se hubiera recabado con anticipación el ánimo de los votantes.

La aglomeración en los colegios y la votación a deshora en algunos lugares del interior, fueron consecuencia lógica de la reducción de las mesas electorales. Nadie recuerda pero hubo interesados que exhortaron ese mismo día a que no se abandonara la fila hasta tanto se eligiera.

El tiro salió por la culata, pero no fue culpa del tiro ni de la culata, sino del alevoso que fue sorprendido en la selva, cuando se supone que el trance debía darse al revés.

El dominicano por tanto votó por encima de la cabeza de la Junta que por economizarse dos o tres cheles, no pensó que las primarias de dos importantes partidos eran comicios nacionales.

La mala opinión no funcionó, o al menos en los candidatos estaría la clave.


Más en Puntos de vista