Listin Diario Logo
05 de diciembre 2019, actualizado a las 02:45 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 22 de noviembre de 2019

EN POCAS PALABRAS

500 aniversario de La Habana

  • 500 aniversario de La Habana
Juan Guiliani Cury

En  anticipación a la celebración de los 500 años de la fundación de la ciudad de La Habana,  Cuba, la cadena norteamericana de televisión CNN en Español, dedicó a esa capital una amplia cobertura internacional. La cadena televisiva  despachó a periodistas de la talla de Juan Carlos Lopez y Juan Manuel Rodríguez, a cubrir las incidencias de la magna celebración. Bajo la dirección de  más de dos décadas del intelectual cubano y llamado el “historiador de La Habana”, Eusebio Leal, la capital cubana ha sufrido una de las más grandes transformaciones y renovaciones de sus centenarias edificaciones. La zona colonial, conocida como la “Vieja Habana”, y calificada  por CNN en Español, como una de las capitales más bellas del mundo por sus impresionantes monumentos y palacios coloniales, hoy restaurados por la eficiente y tesonera labor de este  historiador y un equipo de especialistas nacionales e internacionales. En el 500 aniversario de La Habana, asistió  a  su celebración el Rey de España Felipe VI y su esposa Letizia. También otras personalidades mundiales y  la notoria presencia del exsecretario de Comercio de Estados Unidos, Carlos Gutiérrez, de origen cubano. Gutiérrez ha sido uno de los más ardientes defensores del cese  del bloqueo estadounidense vigente desde 1962, impuesto  por razones políticas como respuesta a las  medidas de nacionalizaciones y expropiaciones de propiedades norteamericanas   por el  régimen castrista,  al tomar el poder que derrocó al dictador Fulgencio Batista, el 1 de enero de 1959. Hoy la capital cubana y sus hermosos monumentos, calles, parques y   avenidas,  lucen esplendorosos, seguros,  limpios e iluminados. Y termino diciendo que nuestra bella capital de Santo Domingo retome el esplendor desvanecido y sus calles y avenidas sean iluminadas para seguridad de dominicanos y extranjeros. No es posible que nuestro malecón  permanezca parcialmente sumido en la oscuridad, para no decir del tráfico  selvático que perturba la convivencia civilizada de la otrora capital primada de América.