ORLANDO DICE

RomerĂ­a de fin de semana

En la misa cantada de la reunión del Comité Político del martes pasado se decidió mandar por los pueblos a dar la buena nueva de un PLD sin Leonel Fernández.

La experiencia es vieja y se repite en cada tiempo de elección, aunque ahora fue novedosa la inclusión de sangre nueva.

Escogidos lunes, ya el martes tenían tareas y atribuciones. Sé de Melanio Paredes, cuya asignación, junto a Lucía Medina y Radhames Segura, fue la región de Valdesia.

Esto es, Peravia, Ocoa y San Cristóbal.

Igual Monchy Fadul, que no solo Santiago, ya que el domingo anduvo por Mao, mi tierra y capital de la Línea Noroeste.

Así fue por todas las provincias o municipios importantes. No fue que peinaran todo el territorio nacional, pero como se trataba de un levantamiento, el trabajo se hizo a conciencia.

Incluso se conoce de lugares en que fueron reestructurados los equipos, y por razones muy obvias. Los seguidores de Fernández ya no están.

Capitán muerto, capitán puesto.

Como hoy lunes es feriado, mañana martes se reunirá el Comité Político, cuyo punto principal de agenda será dar entrada a los diferentes reportes.

Puede que oral o por escrito, pero será un ejercicio importante y útil. De primera mano se sabrá el alcance o profundidad del daño ocasionado por la partida, que suena mejor que división, de Leonel y su gente.

Pero ahí no terminarán los eventos de la semana, puesto que el sábado habrá una especie de retiro, en un local todavía no especificado. Lo de retiro da apariencia religiosa a un encuentro político y partidario, como si fueran obispos que se alejan del mundanal ruido para dictar sus orientaciones (Pastoral, Mensaje, Nota) al pueblo de Dios. El aislamiento del CP será para analizar la situación y discutir y aprobar una estrategia de depuración, salvamento y crecimiento.

Posiblemente consulten con Yogui Berra, y este le dirá que el poder se pierde cuando se pierde. Y un burro dijo que si la esperanza es verde, se la come, pero que si no, es lo último que se pierde.