Listin Diario Logo
10 de diciembre 2019, actualizado a las 10:37 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 29 de octubre de 2019

PEREGRINANDO A CAMPO TRAVIESA

Buen y mal uso de la Biblia

  • Buen y mal uso de la Biblia
Manuel Pablo Maza Miquel, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do

Desde hace varios siglos los cristianos vivimos un creciente aprecio por la Biblia. Varios reformadores católicos reconocieron la importancia decisiva de la Biblia a la hora de enseñar. Enfrentados a la autoridad del magisterio de la Iglesia católica, los protestantes dieron un sitial principal a las Sagradas Escrituras. A mi entender, por un lado, criticaban con razón muchas prácticas tradicionales católicas reñidas con enseñanzas fundamentales de la Biblia pero, por otro lado, ignoraban cuánto las mismas Escrituras se fundamentan en la tradición y la vida de la Iglesia. Antes de que los primeros cristianos tuvieran evangelios escritos, ¡ya existía un evangelio que se transmitía por tradición oral! (puede leer Gálatas 1 y 1™ Corintios 15).  

Para muchos creyentes, en la Biblia encontramos un mensaje para orientar nuestras vidas. Es famoso este pasaje de la 2™ Timoteo 3: “toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar, rebatir, corregir y guiar en el bien.” Ojalá que empleemos la Biblia para estas actividades.

Hay cristianos que creen respetar las Escrituras afirmando que todo lo que hay escrito en ellas debe de ser creído y llevado a la práctica tal y como está escrito.

Pero ese respeto que dicen tener por la Biblia está mal fundamentado. Quien se limita a leer e interpretar la Biblia al pie de la letra, le está imponiendo a la Biblia, colección de libros escritos hace siglos, su propio esquema mental actual.  Los diversos autores de esta colección de libros que llamamos Biblia tenían una comprensión del universo diferente. Cuando la Biblia me enseña, “honra a tu padre y a tu madre” estoy delante de un mensaje para todos los tiempos. Cuando leo en la Biblia, que la tierra está fija en su lugar (Eclesiastés 1, 4 - 5), estoy leyendo una afirmación escriba por un autor que probablemente creía que la tierra estaba inmóvil.

Los autores de la Sagrada Escritura, inspirados por Dios, me quieren comunicar un mensaje de salvación, pero emplean los recursos literarios de su época, que no es la mía. Necesito separar el mensaje de su mentalidad. ¡Necesito interpretar!

Católicos y protestantes nos hemos equivocado al aferrarnos a la letra de la Escritura. Fallamos cuando reducimos a sus letras la verdad y el mensaje de la Escritura.


Más en Puntos de vista