Listin Diario Logo
14 de noviembre 2019, actualizado a las 01:16 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 22 de octubre de 2019

ORLANDO DICE...

Con caldera en mente

  • Con caldera en mente
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandodice

Puestas las cartas boca arriba sobre la mesa, ahora habrá que ver cómo la recogen. Si la ira de Leonel Fernández da para una candidatura o acepta que sea otro nominado que ejecute su venganza.

Nadie lo supone atajando para que otro enlace, y Shakira se dio cuenta hace mucho de lo amarga que es el alma humana, y en la noche del domingo cantó hasta cansarse “no se puede vivir (morir) con tanto veneno”.

¿Por qué el Partido de los Trabajadores Dominicanos como plataforma de relanzamiento con el nombre de La Fuerza del Pueblo?

Tal vez convendría saber que Roberto Rosario, expresidente de la Junta Central Electoral y hombre cercano a Fernández, fue de los fundadores del PTD y mantiene por años buenas relaciones con Antonio Florián -Peñita-.

Igual que Onofre Rojas pasó hace poco al PTD y ocupa diferentes cargos, entre ellos el responsable de las relaciones internacionales. Rojas es hermano de Bauta Rojas, uno de los principales estrategas de Fernández.

El porqué el PTD y no otra fuerza política intriga más que inquieta, y la razón parece sencilla. El perfil de organización de izquierda que se presta a los fines de la imagen que Fernández quiere proyectar en esta etapa de su vida política.

El conjunto de grupos que se afilian en Juntos Podemos y que dirige José Frank Peña Guaba es de extrema derecha. Lo peor ideológicamente hablando que existe en el país.

Todas esas puertas que se tocan y se abren lo verán entrar, pero quiso tener algo propio, y ya lo tiene en el PTD convertido en La Fuerza del Pueblo.

Todo debe girar y girará alrededor de un movimiento que no se sabe todavía si es emergente o alternativo y cuya potencia por el momento es inédita.

Fernández no lo menciona en ninguno de sus discursos, pero en su mente tiene a Rafael Caldera, quien al igual que él fue vencido en su partido y pudo desquitarse en elecciones organizando y apoyándose en la llamada chiripa.


Más en Puntos de vista