Listin Diario Logo
14 de noviembre 2019, actualizado a las 01:16 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 19 de octubre de 2019

COLABORACIÓN

¿Por qué?

Manuel Fermín

A qué viene este delirio de hegemonizar la vida política de la nación usando el poder como una máquina de guerra empeñados en significarse políticamente en exceso, esperando que los demás entiendan que el Gobierno se ejerce como un colectivo, como una marca o una empresa de único dueño.  

Por ese camino sólo llegamos a una suerte de “dictadura democrática”.  Y la verdad que uno no puede compartir ese comportamiento tan particular después que se ha luchado tanto para que la República supere las conductas de “los que mandan” de pretender obsequiarse una dirección contenida exclusivamente como si fuera de la esfera de lo privado.  

El desbordamiento oficial en la lucha interna del PLD lastra las cuentas nacionales y afecta la Economía al abrir todas las espitas de la Administración Pública en una lucha interna ferocísima dejándonos la viva imagen de un peledeísmo cada vez más fracturado. Sin embargo, lo más impresionante es que esa lucha es capitaneada por el presidente Medina que deja la molesta impresión de que ha querido apropiarse del destino de un país que asiste perplejo al ascenso de un candidato sin rédito electoral, que entra por primera vez a una carrera para la nominación presidencial solo por el deseo de exhibir el poder con toda su fuerza como una suerte de Leviatán, como expresión misma de un radicalismo que le pasará factura, pues ha hecho crecer la desafección por parte de la población que resultará ser de momento más poderosa cada día contra quienes quieren mostrar su fuerza contra un líder político que es un hombre-imán que ha resistido ominosas complicidades de sus propios compañeros.  Esto ha dado pie a que grandes núcleos de sus seguidores conozcan el porqué del rupturismo generado por la manipulación digital como super refuerzo, que a fuerza de una resistencia objetivamente comprometida la JCE acepta por goteo una “verificación” que negó desde el principio.  ¿Por qué heredar todo esto?: signos de una agonía política del poder que dilapida el legado de Bosch por no cumplir ciertos requisitos para obtener jerarquías políticas tan exigentes que nunca pueden estar basados en el engaño, la ocultación, la mentira y la deslealtad.  ¿Por qué exhumar estos arcaísmos? 


Más en Puntos de vista