Listin Diario Logo
14 de noviembre 2019, actualizado a las 01:16 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 16 de octubre de 2019

ORLANDO DICE...

Culpas ajenas y distantes

  • Culpas ajenas y distantes
Orlando Gil
gil@claro.net.do/@orlandogildice

Si la Ley de Partidos no hubiera puesto en manos de la Junta Central Electoral la organización de las primarias simultáneas, en el PLD todavía estarían recogiendo muertos.

No hay que suponer sino pensar en la tragedia que se hubiera producido en la consulta del pasado día 6. A falta de árbitro, cada cual a sus anchas.

Los principios andarían huyendo y la nobleza estaría escondida, dejando que todo lo malo que las corrientes llevan por dentro, se realizara de la peor manera.

El pleno de la Junta Central Electoral hubiera estado lo más quitado de bulla y con el fresco de las banderas la plaza sería un encanto.

Ninguna culpa del partido, ni de los precandidatos, sino del organismo de elecciones. Unas veces porque hizo y otras porque dejó de hacer. Una impostura alevosa e injusta.

Cuando se denunciaron malicias en los días previos a las primarias, se habló de hackers rusos. Ahora que se vuelve sobre el tema, el agraviante es hindú.

El algoritmo que bailó en los primeros acordes no se originó por gestión propia en los aparatos de la JCE, sino que fue inducido desde fuera.

Los cuadrantes que sustentan los últimos alegatos igual se encuentran a distancia del edificio principal del órgano electoral.

El fuego fue provocado por gente que utilizó el hecho para penetrar las instalaciones y valiéndose de la confusión cometer despropósitos.

Dejando de lado la ciencia ficción, queda claro que todo lo ocurrido tuvo lugar fuera del perímetro o de sus alrededores y que no puede atribuirse responsabilidad al presidente ni a los otros miembros.

Sin embargo, Leonel Fernández y su equipo de campaña cargan el dado a la Junta Central Electoral, e incluso asoma una cruzada que busca hacerla saltar.

El pleno parece no conocer los planes en su contra, ni se da cuenta de que cada vez que complace un reclamo, afila cuchilla para su garganta.

Que Fernández dirige anímicamente la Junta y debilita su crédito con un propósito muy claro: imponérsele ahora o más adelante. Enturbia agua que nadie querrá beber.


Más en Puntos de vista