Listin Diario Logo
21 de octubre 2019, actualizado a las 04:09 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 10 de octubre de 2019

ORLANDO DICE...

Cada cual a sus asuntos

  • Cada cual a sus asuntos
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do

Difícil situación la de los opinantes de camino que no tienen juego propio y quieren uniformarse en estadios ajenos.

Cuando Leonel Fernández defendía la Constitución para impedir la reelección de Danilo Medina, fueron soportes importantes.

La no reelección logró porcentajes que evidentemente no eran de Fernández, pero que aprovechaban su causa. Medina decidió no montarse en el caballo.

Ahora, sin embargo, la situación es diferente. Fernández grita fraude, a nadie gusta el fraude, pero los opinantes de camino se resisten a dejarse usar como la vez anterior.

Algunos no se aguantan y caen en la trampa, pero prontamente se sienten ridículos y no discurren con lucidez. El gobierno de por sí es malo, pero eso no hace buena cualquier adversidad.

Si por salir huyendo al toro de Gonzalo Castillo, o de Danilo Medina, se encuentran con el de Fernández, la moraleja de Juan Bosch se haría realidad.

No es lo mismo decir a la Junta Central Electoral que complazca uno que otro reclamo de Fernández que darlo ganador.

La democracia no está en juego ni tampoco la estabilidad política del país, y no es verdad que la disputa de primarias afecta la economía nacional.

Lo que tiene que observar la oposición, en especial el PRM, es el rendimiento del voto del PLD. En las instancias que fueren y no solo en la presidencial.

Rafael Paz, quien se impuso como candidato a senador, sacó 58,000 votos, y su contraparte Faride Raful solo alcanzó 27,000.

Una consulta abierta, la otra cerrada, pero no lo más importante, sino que mientras por el PRM en la capital sufragaron 36,000, por el PLD 130,000.

Y si esa cuenta no fuera suficiente, conviene que los estrategas de campaña de Luis Abinader, o del partido en sentido general, comprueben lo inexplicable.

En las elecciones internas del 2015 votó más gente que en las primarias cerradas de ahora, y por igual Abinader e Hipólito Mejía quedaron por debajo del resultado de entonces.

Si el PRM y su candidato no pueden con su vida, menos meterse u ocuparse de la ajena.