Listin Diario Logo
05 de abril 2020, actualizado a las 03:16 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 03 de octubre de 2019

DAR EL EJEMPLO

Rechacemos los malos augurios

  • Rechacemos los malos augurios
Soraya Castillo

Aunque aspiramos a una práctica política con decoro y disciplina, con sobradas razones muchos dominicanos entienden que nuestro sistema político está torcido y profundamente desacreditado. Sin embargo, debemos, ante el próximo proceso de elecciones primarias, y de cualquier otro futuro, sentirnos seguros y confiados de los resultados que se desprenderán de esa jornada democrática.

Con sus altas y bajas, los dominicanos podemos alardear de que vivimos en un régimen donde las ideas se debaten y las decisiones no siempre vienen dadas por odiosas imposiciones. Entonces estamos llamados a comprometernos con el bien hacer, y porque se preserve esa democracia que nos obsequia la oportunidad de opinar, de elegir y ser elegidos, y lo más importante, de ser parte del cambio que millones reclaman a gritos.

Por eso considero que en esta oportunidad, y ante esas voces que profetizan desastres y caos el próximo domingo, nuestro compromiso cívico debe ser educar y abogar por el respeto, la tolerancia, y porque prevalezca un ambiente de paz y armonía.

Este proceso también me hace extrañar a una figura a quien la historia le concede un puesto relevante, por su defensa y lucha constante por la soberanía nacional, y por ese sentido de Nación que durante toda su trayectoria lo distinguió de otros gobernantes.

Hablo de Joaquín Balaguer, ejemplo de sabiduría, experiencia de Estado y referencia obligada de la política criolla. Balaguer, a quien he proclamado como mi líder político insuperable, tenía a flor de labios la frase “siempre del lado de los mejores intereses de la nación”, con la que dejaba claramente reflejado su apego al bienestar del pueblo dominicano. Ese ilustre político, de cualidades únicas, reconocidas incluso por sus más radicales rivales, hace falta en estos momentos de incertidumbre, desconfianza y pesimismo. Porque era Balaguer el consejero a quien acudían políticos de todas las parcelas partidarias, siempre en busca de sabias orientaciones para tomar decisiones en momentos y coyunturas cruciales.

Nos hace falta un faro de luz que dirija a los responsables de organizar y arbitrar este proceso, y lleve confianza a todos los ciudadanos. El llamado que hizo un sector político a la Junta Central Electoral, en evidente tono de desconfianza al sistema de voto automatizado, es evidencia del descrédito que se pretende infundir en la ciudadanía sobre ese organismo.

No hay motivos para aventurarse en proyecciones nefastas de lo que podría pasar el domingo. Dios tiene el control, y luego de ese día los dominicanos seguiremos viviendo y apostando a un futuro más promisorio para todos. De eso es que debemos hablar, de progreso y bienestar.