Listin Diario Logo
23 de octubre 2019, actualizado a las 12:30 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 18 de septiembre de 2019

ORLANDO DICE...

Innegable avance

  • Innegable avance
Orlando Gil
gil@claro.net.do/@orlandogildice

Nadie puede aventurarse y determinar por ahora en qué parará el proceso de primarias, con leyes desmanteladas y mal aplicadas y competencias de jurisdicciones de parte de las altas cortes.

Pero en el peor de los casos significará un avance en el orden interno de los partidos y de la democracia en sentido general.

De entrada la gente expresa adhesión a los nuevos procedimientos, sean abiertos o cerrados, y el entusiasmo puede apreciarse en los registros o la militancia de grupos.

El PRM no hubiera tenido un padrón como tiene si no fuera un requisito para primarias cerradas, ni el PLD provocara expectativas de que vote un universo mayor al suyo.

Con Hipólito Mejía y Luis Abinader solo los inscritos, y son muchos al considerarse millón doscientos mil miembros. Con Leonel Fernández y Gonzalo Castillo casi el total de los sufragios.

No habrá que arrearlos como vacas, pero sí llevarlos a ejercer su derecho a elegir, pues con la sola intención no se ganan comicios.

Sin embargo, hay un elemento importante que los partidos y los candidatos deben tomar en cuenta. Quien acuda el 6 de octubre y participe en la consulta interna, sin duda también irá a las urnas en febrero y mayo del 2020.

Incluso si no se produjera una riada, por la cantidad o nivel del agua podrían hacerse proyecciones. Lo cual es un riesgo por igual, pues podrían hacerse cálculos perversos.

Si los candidatos propios no convocan adentro, con menos razón cuando la disputa se dé afuera y sea boleta contra boleta.

Los partidos están confiando que la dinámica del proceso imponga magia y que los aspirantes de rango inferior, buscando votos para sí mismos, congreguen grandes masas que favorezcan a los candidatos de categoría.

No se quiere arrastre, como de diputados a senador, pero como quiera se producirán situaciones en que el beneficio de unos alcanzará a otros.

Las normas son normas, y se respetarán en su formalidad, pero la mañosería manejará sus códigos arteros y habrá palés inevitables.

Y sorprendentemente entre números de lottos diferentes.


Más en Puntos de vista