Listin Diario Logo
13 de noviembre 2019, actualizado a las 01:44 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 20 de agosto de 2019

ORLANDO DICE

Por la boca muere el pez

  • Por la boca muere el pez
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

La política como la vida sigue su agitado curso, o como espectáculo debe continuar. Los bandos del PLD saben si voltean la página o se resienten más y dejan que decida el rencor.

De hacerse, se han hecho de todo, y de querer podrían llegar más allá de los límites del riesgo y ocasionar un daño que tampoco será el último.

Dividirse a partes desiguales.

La misma lucha, pero bajo techos diferentes, como sucede y sucedió entre ellos mismos y en otras fuerzas políticas.

Se lleva cuenta de los partidos salidos del PRD, pero no del PLD.

Y el PLD podría ganarle al PRD.

Sin embargo, la situación no es cosa del otro mundo. Cuando no es la política que fluye, es la democracia que se impone.

Si la alternabilidad en la presidencia de la Cámara de Diputados debe ser ratificada por el comité Político, y esta vez no, era claro que el acuerdo no iba.

En un partido que se vaticina estará en el poder hasta el 2044, lo que menos le faltará serán presidencias de la Cámara para repartir.

Cada compañero podrá satisfacer ese deseo irrefrenable de administrar.

El hecho material del pasado viernes fue democracia pura. Liberada de influencias, la Cámara decidió por mayoría el bufete directivo.

Lo del PRM por su parte fue político. Jugó la carta que considera le conviene.

Pero incluso se le podría agregar un elemento personal.

Nadie recuerda ahora la conducta desaforada de diputados seguidores de Leonel Fernández, de cómo acusaban al PRM de venderse al postor de la reelección.

Las ofensas se cobran, y deben cobrarse en el momento políticamente más adecuado. ¿Cómo pedir y conseguir apoyo para su plancha con una ofensa de por medio? Los exaltados debieran consultar con el mar que les queda cerca y este les diría que el pez muere por la boca. Y deben hacerlo, pues como caminantes descuidados siguen chocando con la misma piedra.

Cuando se pierde y se pierde, las derrotas se convierten en naturaleza. No se entiende que Fernández insista en lo de dictadura, si siempre le ganan con democracia.


Más en Puntos de vista